Balance del 2011

Ya se acerca la navidad. Los pastorcillos se dirigen a adorar al niño, los reyes magos persiguen una estrella, los peces beben en el agua, los familiares se refugian del frío alrededor de una mesa con comida... ¡y los miembros del Quesito Rosa se van de vacaciones! Antes de partir, hemos hecho los deberes en forma de listas con lo mejor y lo más decepcionante del año a nivel cinematográfico. Cabe decir que este ha sido el primer año en que los tres miembros de la página estaban de acuerdo en la elección del número uno en cuanto a lo mejor. Pero todo lo demás han sido discusiones, riñas, descalificaciones, enfrentamientos, insultos, empujones, dedos en los ojos, menosprecios, escupitajos y lanzamientos de objetos variados, hasta lograr llegar a confeccionar las dos listas que les ofrecemos. Y todo esto para que ustedes también puedan decir la suya que, al fin y al cabo, es de lo que se trata. Así pues opinen, mientras sus humildes servidores se toman unos relajantes días de descanso, refugiados en un ostentoso y alejado spa donde todas las piscinas del recinto han sido debidamente llenadas con diferentes tipos de alcohol. Si pasadas las fiestas todavía conservamos alguna neurona activa volveremos a la carga.

Nos leemos!

In time (2011)

El tiempo es oro.

Cuarta película como director de Andrew Niccol (suyo era también el guión de El show de Truman), quien debutara tras las cámaras con la interesante Gattaca. En esta ocasión vuelve al futuro y a la ciencia ficción, temas ya tratados en su opera prima, para mostrarnos una peculiar sociedad en la que el dinero ha sido sustituido por el tiempo, que se utiliza como moneda de cambio para conseguir bienes y servicios, hecho que acentúa claramente las divisiones entre clases sociales, convirtiendo a los millonarios en seres prácticamente inmortales y a los pobres, sin recursos, en cadáveres ambulantes pendientes constantemente del tiempo de vida que les resta, viéndose obligados a mendigar a cambio de unos pocos minutos más. Al igual de lo que ya sucedía con Gattaca, la sociedad que dibuja Andrew Niccol funciona a la perfección, a la vez que nos muestra un futuro terrible. El problema es que, a diferencia de su anterior trabajo, en esta ocasión, una vez presentada la sociedad sobre la que transcurrirá la historia, el resto del guión termina resultando ser de lo más estúpido que se le puede arrojar a un espectador a la cara.

All That Jazz (Empieza el espectáculo) (1979)


The Show must go on

Si en una película el protagonista no tiene nada de carisma es obvio que el espectador pierda casi todo su interés en verla pero, por suerte, en la historia del cine hay varios ejemplos en los que una buena película tiene un gran protagonista, y uno muy claro es el personaje de Joe Gideon (muy bien interpretado por Roy Scheider) en All that Jazz (Empieza el espectáculo) (1979), film dirigido por Bob Fosse, coreógrafo y director norteamericano, que, siendo el cuarto de los cinco que rodó, e influenciado por Fellini, ocho y medio (1963) de Federico Fellini, representa parte de su vida, justamente cuando estaba acabando de montar su film Lenny (biopic sobre el controvertido cómico Lenny Bruce) y, a la vez, preparaba el musical Chicago para Broadway. Con esta historia, Fosse consiguió la Palma de Oro en Cannes (ex aequo) y 9 nominaciones a los Oscars, de las que únicamente obtuvo premio en las categorías de mejor canción original, dirección artística, vestuario y montaje. El premio en la categoría de mejor película, a la que también estaba nominada, fue a parar a Kramer contra Kramer, y ocurrió lo mismo en la categoría de mejor actor que en vez de dárselo merecidamente a Roy Scheider lo recibió Dustin Hoffmann por dicho film. Y esto es algo que deja entrever lo previsible que es casi siempre la Academia de Hollywood.

#7: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Aunque con algo de retraso, ya estamos con nuestro concurso semanal en el que adivináis películas mediante un fragmento de audio. Charles Wilkinson fue el ganador de nuestra anterior entrega y la película en cuestión no era otra que Granujas a todo ritmo, la comedia musical protagonizada por los Blues Brothers. De momento el marcador queda así; Sandra de la Prada y Einer siguen en primera posición con dos puntos, seguidos de parispop y Charles Wilkinson que van empatados a un punto. En esta ocasión, como siempre, hay premio (¿quién lo duda?). El primer acertante se llevará a casa un anillo de castidad de los Jonas Brothers. Venga, ¡a jugar!

  Ir a descargar

The Killing. 1ª temporada.

Fuego camina conmigo.


The Killing vendría a ser una nueva confirmación de que la televisión americana está empezando a adquirir un peligroso vicio ya visto, con anterioridad, en el cine: el del remake. Si hasta el momento se habían prácticamente limitado a hacer nuevas adaptaciones de antiguos títulos americanos (V, Sensación de vivir, El coche fantástico, Galáctica), adaptándolos a nuestros tiempos, con The Killing se han ido a la otra vertiente del remake, la de versionar títulos extranjeros trasladándolos hasta tierras americanas (modelo que ya habíamos visto con la versión americana de Betty la fea y que seguirá con la adquisición por parte de la productora de Spielberg de la serie de TV3, Polseres Vermelles). En este caso se trata de adaptar una serie danesa llamada "Forbrydelsen", de gran éxito en su país, del que este remake parece haber copiado el mal gusto de su protagonista por los jerseys. Lo cierto es que, si bien uno, de por sí, no puede evitar mostrar cierta reticencia hacia este tipo de remakes americanos, también se tiene que ser justo y reconocer cuando estos productos funcionan. The killing funciona. Y mucho.

Grandes monólogos cine (XXIII)



Esta escena de Lo que el viento se llevó (1939) seguramente sea el monólogo por antonomasia de la historia del cine.

"(...) A Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre (...)"

#6: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Una semana más el Quesito Rosa os trae vuestro concurso preferido, en el que adivináis películas mediante un fragmento de audio. En nuestra anterior entrega se trataba de Cuenta conmigo y el ganador fue Einer, que se coloca en primera posición empatando a dos puntos con Sandra de la Prada. Einer ganó un ejemplar del Necronomicón, pero tuvimos algún que otro contratiempo cuando Manuel Fraga Iribarne se zampó el libro con una copa de Oporto. Estamos mirando de encontrar un sustituto pero parece ser que la edición se limitaba a un solo libro, así que… En fin, en esta ocasión el primer acertante se llevará a casa un gnomo del jardín trasero de Stephen King, ¡a jugar!

Ir a descargar

Grandes momentos de la tv (XXXII)



¡Gilipollas!

María Teresa Campos.

(Dirigiéndose a Paolo Vasile, Presidente de Telecinco, después de que la periodista fichara por Antena 3. Poco después cancelaron el programa debido a los malos resultados).
Cada día. Antena 3. 2004.

Cautivos del mal (1952)


Hollywood al desnudo

Hollywood, "la fábrica de sueños", ha sido retratado muchas veces en la gran pantalla y uno de los mejores ejemplos se puede ver en el clásico Cautivos del mal, de Vincente Minnelli, un drama que representa con detalle lo difícil que es hacerse un hueco en la famosa industria del cine estadounidense. En esta película, la ilusión de tres personajes por trabajar con un productor se esfuma por completo al ser traicionados por él mismo. La ilusión de sus nuevos proyectos se desmorona por completo, igual que alcanzar el ansiado sueño de Hollywood.

#5: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Seguimos con nuestro concurso semanal dedicado a adivinar películas mediante un fragmento de audio, no sin antes hacer un pequeño repaso a nuestra anterior entrega. La película de la semana pasada no era otra que la tercera parte de la saga Posesión infernal, concretamente El ejército de las tinieblas, y el digno ganador fue Einer, que se coloca en segunda posición empatado con parispop, mientras que Sandra de la Prada sigue en cabeza con dos puntos. En esta ocasión el primer acertante se llevará a casa un arcano ejemplar del Necronomicón, el libro de los muertos, firmado por el no menos arcano Manuel Fraga Iribarne. Así que, sin más dilaciones, ¡ábranse de orejas!

  Ir a descargar

Scream 4 (2011)

Si la casualidad nos vuelve a juntar diez años después, algo se va a incendiar, no voy a mostrar mi lado cortés.

Si, ya sé que voy tarde y que ya hace mucho tiempo que debería haber hecho una reseña sobre esta cuarta entrega de la saga Scream, pero es que no he podido ponerme antes con ella. Algo así les debió pasar también a sus responsables porque once han sido, ni más ni menos, los años que han transcurrido desde Scream 3. Tanta espera solo puede atender a tres motivos bien distintos: a) Han vuelto porque tenían un guión que no podían dejar escapar y han logrado realizar la mejor entrega de toda la serie; b) Han buscado una original vuelta de tuerca hasta lograr un nuevo origen para reflotar la saga con sabia nueva; c) Quieren pasta. Viendo como han ido las carreras tanto del director como de sus tres protagonistas desde aquella tercera entrega, creo que ya tenemos un ganador.

Grandes monólogos cine (XXII)



Famoso monólogo final de El planeta de los simios (1968), de Franklin J. Schaffner.

"He vuelto. Estoy en mi casa otra vez. Durante todo este tiempo no me he dado cuenta de que estaba en ella. ¡Por fin lo conseguí! ¡Maniáticos! ¡La habéis destruido! ¡Yo os maldigo a todos! ¡Maldigo las guerras! ¡Os maldigo!"

#4: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Y seguimos con nuestro concurso semanal donde ustedes, estimados lectores, prueban suerte adivinando películas mediante un fragmento de audio. En nuestra anterior entrega Sandra de la Prada volvió a partir la pana, lo que la coloca en primera posición con 2 puntos, seguida de parispop, la película en cuestión no era otra que La mujer explosiva. Hoy el primer acertante se llevará a casa un flamante ordenador Comodore Amiga del año 1985, con el que podrá jugar hasta que le sangren las manos, se quede ciego o se le queme la instalación eléctrica, lo que pase primero. Venga, señores, ¡denle al play!

Ir a descargar

Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio (2011)

Tintín y la última cruzada.
 

Yo nunca he sido muy fan de Tintin. De hecho, siempre fui más de Asterix. Dicha afirmación no impide, no obstante, que pueda llegar a apreciar una buena película del intrépido periodista y pueda, fácilmente, aborrecer una mala adaptación del irreductible galo. Lo cierto es que, de pequeño, me llegué a leer un par o tres de los volúmenes de Hergé, pero nunca me llegaron a fascinar ni los personajes ni las aventuras en las que se veían inmersos sus protagonistas. A quien al parecer, y según ellos mismos afirmaron, si que atraparon fue a Steven Spielberg y Peter Jackson (para quien no los conozca diremos que son dos señores que hacen películas) hasta tal punto que decidieron unir esfuerzos para intentar trasladar las viñetas de los cómics hasta la gran pantalla. Es cierto que ya se había intentado llevar al personaje al cine en alguna que otra ocasión anterior, pero el resultado final siempre había sido, como poco, tirando a sonrojante y bastante próximo al suicidio en masa.
 

Un dios salvaje (2011)


Si lo sé, no vengo

Siempre se ha dicho que las personas cuando nos vamos haciendo mayores nos comportamos como si fuéramos unos críos, perdiendo esa madurez que deberíamos demostrar a nuestros hijos y, casi siempre, adquiriendo cualidades tan despreciables como la hipocresía o el orgullo. Algo así se puede ver perfectamente en la última película de Roman Polanski, Un dios salvaje (2011), basada en la obra de teatro homónima de Yasmina Reza, adaptada al cine por ambos autores y presentada a concurso en el Festival de Venecia.

#3: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Y como no hay dos sin tres, aquí llega otra entrega de nuestro concurso dedicado a adivinar películas mediante un fragmento de audio. La semana pasada quien se llevó el gato al agua fue parispop, que empata a un punto con Sandra de la Prada, y la película en cuestión no era otra que Flash Gordon. En esta ocasión el primer acertante ganará un fin de semana en Congo Mongo durante el Carnaval Espacial. ¡A jugar!

Ir a descargar

Red State (2011)

A Dios rogando y con el mazo dando.
 

Si existe un género en el que el director Kevin Smith, se ha sentido cómodo, en la gran mayoría de sus variables, a lo largo de su (alarmantemente decreciente) carrera, éste ha sido el de la comedia. Ya sea con la comedia indie (Clerks), la comedia adolescente (Mallrats), la comedia romántica (Una chica de Jersey), la comedia de sal gruesa (Jay y Bob el silencioso contraatacan) e incluso las buddie movies (Vaya par de polis). Es por eso por lo que ahora sorprende tanto el giro radical de 180 grados que ha realizado el director de Nueva Jersey con su nuevo trabajo, Red State, en el que se pasa, sin ningún tipo de contemplaciones, al thriller más puro, permitiéndose incluso algún pequeño guiño hacia el terror psicológico. Hay que reconocer, no obstante, que también tiene tiempo para introducir algún gag de auténtico humor negro marca de la casa. Bueno, más de uno. Lo que está claro es que, viendo como iba recientemente su trayectoria, cualquier cambio, en principio, debería ser bien recibido. Y lo cierto es que la jugada parece haberle salido bastante bien e incluso logró llevarse los premios de mejor película y actor en el reciente festival de Sitges. Hay que tener en cuenta, claro está, que ganar en Sitges más que una suerte acostumbra a acabar siendo toda una maldición viendo lo mal tratadas y peor distribuidas (quizás salvo con la excepción de Moon) que han estado las últimas películas que se han alzado con el premio.

Grandes monólogos cine (XXI)



Famoso monólogo del comienzo de la película Trainspotting (1996), de Danny Boyle.

"(...) Elige tu futuro, elige la vida. ¿Pero por qué iba yo a querer hacer algo así?. Yo elegí no elegir la vida, yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?".

#2: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Segunda entrega de nuestro concurso en el que os invitamos a adivinar películas mediante un fragmento de audio. La semana pasada se trataba de Terminator y la ganadora fue Sandra de la Prada. En esta ocasión el primer acertante se llevará a casa una camiseta con el emblema: “Y yo, gobernador de California, apruebo la pena de muerte”. ¡Hagan juego, señores!

Misfits. 1ª y 2ª temporadas.

Los Super Ni-Nis.
 

¿Qué ocurre cuando un tal Peter Parker, de pronto, consigue unos increíbles super poderes y se convierte en Spiderman? Pues que, a pesar de que en un principio el muchacho opta por hacerse el chulito y utilizarlos para beneficio propio para conseguir importantes sumas de dinero, con la muerte de su tio Ben a manos de un delincuente común que podría haber detenido horas antes, el chico, comprenderá que sus asombrosas habilidades deberán ser utilizadas para hacer el bien y ayudar a los demás. Moraleja: Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Pero ¿qué sucede cuando un grupo de holgazanes ni-nis ingleses, inadaptados sociales, consiguen unos extraordinarios poderes? Pues nada, no ocurre nada. Ellos seguirán con sus vidas anodinas sin ningún tipo de ambición en convertirse en algo que no son. Bueno, como mucho puede ser que por el camino se carguen a su supervisor social, pero poco más. Moraleja: Ninguna. Aquí no hay moraleja. Esto es Misfits.

Melancolía (2011)


La que se avecina

Cuando un director de cine es conocido sobre todo por ser un provocador y haber realizado algunas películas muy personales y diferentes, en cada estreno de un nuevo trabajo suyo se oyen rumores sobre las expectativas que hay puestas en él. Y, normalmente, en cuanto al resultado suelen haber varios comentarios a favor y otros totalmente en contra, pero a nadie parece dejar indiferente. En este caso, el danés Lars von Trier encaja perfectamente en este tipo de director y acaba de estrenar Melancolía (2011), una muy interesante película que fue presentada en el Festival de Cannes, donde merecidamente obtuvo el premio a la mejor actriz por Kirsten Dunst, y que está precedida por Anticristo (2009), un film que fue fruto de una depresión del director y que se percibe plenamente en la historia.

#1: 'MIRA QUIEN HABLA': El concurso


Bueno, bueno, bueno… (Léase con voz de Jesús Puente) Hoy en el Quesito Rosa, su web amiga, estrenamos sección y nos sacamos de la manga un concurso que esperemos haga las delicias de cinéfilos, cinéfagos y demás gente de mal vivir. Nos proponemos colgar audios de películas para que ustedes jueguen a identificarlos, algo nada fácil señores, y más si tenemos en cuenta que el cinéfilo siempre ha sido un animal que responde principalmente a estímulos visuales (de ahí el fulgurante estrellato de Megan Fox). Prepárense a poner a prueba sus conocimientos sobre el séptimo arte, paren bien la oreja y anímense, que si la propuesta les cae en gracia estará en nuestra ciberparrilla durante mucho tiempo. Venga, al primer acertante le regalaremos unas bragas firmadas por Sigourney Weaver. ¡Señores, al jardín!

Contagio (2011)

Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar el virus.

No deja de resultar curioso lo mucho que pueden llegar a cambiar diferentes historias con una temática y/o premisa inicial similar, y los distintos caminos que la trama puede recorrer, en función de quien sea el encargado de llevar el proyecto a buen puerto. De esta manera si cogemos, por ejemplo, el caso de las películas de pandemias, virus y demás enfermedades masivas varias, resulta que la cosa puede derivar hacia una película de terror (La noche de los muertos vivientes, Infectados, 28 días después); la ciencia ficción (La amenaza de Andrómeda, 12 monos, Hijos de los hombres), la acción (Estallido), el drama (Blindness), el absurdo (The happening) o el morbo por el morbo que podrán degustar en algún que otro producto en formato telefilm emitido por televisión en las sobremesas de los fines de semana. Ahora nos llega una nueva visión, la del director Steven Soderbergh con el objetivo claro de desmarcarse por completo de todas las anteriores para ofrecernos un trabajo más cercano al... como decirlo... publi-reportaje.

El niño de la bicicleta (2011)


No importa donde vayas, te encontraré

En el cine hay dramas que suelen retratar la cruel realidad que viven algunas personas, marcada la mayoría de las veces por su paupérrima situación económica o por las relaciones en su vida familiar. Pero si a esto le unimos que los protagonistas sean jóvenes nos acercamos mucho a las películas de los hermanos Luc y Jean-Pierre Dardenne, partidarios de un cine en el que casi no hay espacio para la alegría debido a su acercamiento al lado más pesimista de la vida. Sin una banda sonora que acompañe a sus historias y con cámara en mano, los Dardenne se basan en la entrega total de sus actores a los que parecen perseguir, consiguiendo de ellos unas interpretaciones brillantes y creíbles, logrando que el espectador tenga un choque emocional debido a la tensión y sentimientos que sus historias provocan. Desde su impresionante ópera prima, La promesa (1996), han ido cosechando premios, obteniendo casi en cada film un merecimiento en el Festival de Cannes, como la Palma de Oro que recibieron por Rosetta (1999) (en mi opinión un film sobrevalorado) y El niño (2005). Con su reciente trabajo, El niño de la bicicleta (2011), han conseguido el Gran Premio del Jurado de ese mismo festival y han recibido muy buenas críticas, y en esta ocasión han optado por contar la historia de un niño llamado Cyril, el personaje más joven de todas sus películas e increíblemente interpretado por Thomas Doret.

Grandes momentos de la tv (XXXI)



V. (1983).

Bonus track:

El bazar de las sorpresas (1940)


Sonrisas y lágrimas

En la vida podemos tener momentos de alegría o de tristeza dependiendo de lo que nos toque vivir, y en el film El bazar de las sorpresas (1940), producido y dirigido por el maestro Ernst Lubitsch, uno percibe ambas sensaciones de forma natural y prodigiosa viendo simplemente la rutina laboral de los trabajadores de un bazar, llamado Matuschek y Compañía, situado en Budapest a la vuelta de una esquina. Esto lo consigue hacer de manera brillante el maestro Lubitsch con la ayuda del guionista Samson Raphaelson basándose en una obra de un tal Nikolaus Laszlo. Juntos trabajaron en nueve películas y en esta en concreto, aunque el espectador esté casi todo el metraje con una sonrisa dibujada en el rostro, supieron combinar a las mil maravillas un humor a veces sarcástico y otras sutil con una historia de amor y un cierto dramatismo. Pero para ser justos con este clásico del cine habría que hacer referencia a tantos detalles que el texto resultaría demasiado extenso.

Green Lantern (2011)

Lo verde empieza en las estrellas.


Me imagino a un directivo de la Warner analizando la cartera de superhéroes de DC para decidir cual será el próximo personaje de la editorial en dar el salto a la pantalla grande, porque hay que aprovechar ahora que las adaptaciones de cómics vuelven a estar de moda y a dar dinero a mansalva. Se detiene en una hoja del carpesano (si, yo Hollywood me lo imagino así) y preguntando a su ayudante por cierto enigmático personaje de traje verde. Es Green Lantern, señor, su poder es el de crear cuanto imagina gracias a un poderoso anillo que recarga en una extraña lámpara verde alienígena. El directivo pone cara de no entender un ápice de lo que le está hablando y se limita a preguntar si la cosa dará dinero. El ayudante le responde que a pesar de no tratarse de un Superman o un Batman, sí que es un personaje popular de segunda línea, al estilo de Wonder Woman, Flash o Acuaman; además el protagonista de una de las series de más éxito del momento, The Big Bang theory, suele llevar una camiseta del personaje. Finalmente el directivo coge el teléfono y encarga el proyecto: quiero a un actor guapo y medianamente popular para el protagonista, a una jamona para hacer de la chica de la que se enamora el héroe, quiero un actor reputado, a poder ser con un Oscar en su haber, que esté en horas bajas, para interpretar al malo de la película, quiero a un director que haya tenido algún éxito importante pero que no esté pasando por su mejor momento debido a algún bache comercial para asegurarnos de que acepte el proyecto, y quiero una habitación pintada de verde para rodar la mayor parte de la peli mediante croma y así ahorrarnos algo de pasta. Ah, ¡y lo quiero para el verano!

Another Year (2010)


La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida

Hay directores que tienen un don a la hora de sacar lo mejor de los actores con los que trabajan, exprimiendo cada sentimiento de su potencial interpretativo, y uno de ellos es el británico Mike Leigh, que con su última película, Another Year (2010), no ha perdido la oportunidad de volver a demostrar su facilidad para introducirse, de forma natural, en los dramas personales de individuos que necesitan mucho cariño y cuya fragilidad les impide seguir hacia delante. Sin embargo, en cuanto al desarrollo de la historia, en las primeras secuencias uno tiene la sensación de que está viendo una película muy correcta y con alto nivel interpretativo pero que lo que ve de la vida de los personajes tampoco es que le interese mucho, ni parece que el ritmo pausado de la acción sea un buen respaldo. Pero Leigh tiene mucho talento y lentamente la trama va cogiendo momentos con más interés, sobre todo por la triste situación en que se encuentran algunos personajes, como por ejemplo el de Mary, que recuerda, por su manera tan expresiva a la hora de hablar y tan inestable emocionalmente, el papel que Brenda Blethyn desempeñó, de manera impecable, en la majestuosa Secretos y mentiras (1996). Esta solitaria y apenada mujer es interpretada de forma tan real por Lesley Manville que la evolución de su personaje irá adquiriendo más peso en la trama y al espectador le resultará imposible de olvidar.

Esclavas del Espacio (Slave Girls from Beyond Infinity, 1987)

¿Qué hace una chica como tú en un planeta como éste?

Hay quien mira al cielo nocturno, ve puntos luminosos y titilantes, y piensa en las estrellas, en la radiación electromagnética, en neutrinos y viento estelar. Otros alzan la vista hacia la bóveda celeste y piensan en naves espaciales, robots y esculturales chicas en bikini. Ken Dixon es un claro representante de esta segunda tendencia al haber dirigido, guionizado y producido Esclavas del Espacio, una serie B de ciencia ficción protagonizada por una hembra cuyos pechos merecerían ser estudiados por los astrónomos durante décadas (nos referimos a la insigne delantera de Elizabeth Kaitan).

Cowboys & Aliens (2011)


Centauros de las galaxias.

El western es un género al que, a menudo, le ha gustado romper las encorsetadas reglas de su propia idiosincrasia para ponerse a coquetear con otros estilos. De este modo, al western, se lo ha mezclado con la comedia más alocada (Sillas de montar calientes), el musical (La leyenda de la ciudad sin nombre), la ciencia ficción (Atolladero), la animación (Rango), el terror (Billy the Kid vs. Dracula), el cine erótico (Wild gals of the naked west de Russ Meyer) e incluso el cine más independiente (Dead man) y de autor (Condemor, el pecador de la pradera) no han podido evitar meter sus garras en él. Ahora nos llega un nuevo cocktail (¿molotof?), en el que al pobre western lo meten de lleno en una peli plagada de simpáticos visitantes espaciales con ganas de marcha, acción a raudales y un sentido de la aventura algo más atropellado de lo que estábamos acostumbrados a ver dentro del género.

Los lunes al sol (2002)


El paro nuestro de cada día

El paro forma parte de nuestras vidas desde hace mucho tiempo y parece que sea una plaga que se va extendiendo cada vez más y más. En el cine ha sido un tema muy recurrente, tanto en películas de ficción como en documentales, como en el tercer trabajo de Fernando León de Aranoa, Los lunes al sol (2002), en el que vemos la dura realidad de unos tipos que fueron despedidos unos años atrás del astillero donde trabajaban y que cada día se encuentran en el bar de un amigo, al que también echaron del mismo trabajo pero que con el dinero de la indemnización se arriesgó a montar el local. Este film es el tercero en la carrera del director español, y el más premiado, con nada más y nada menos que cinco Goyas (mejor película, director, actor, actor secundario y actor revelación) y la Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián.

Quesito Rosa. 5º aniversario.


El club de los cinco.


Pues al final ha resultado que, a lo tonto a lo tonto, esta página, su humilde servidora, ha logrado llegar hasta la friolera cifra de cinco años en activo. Con ello, según apuntan las estadísticas, hemos logrado superar con creces la media de vida de un blog, algo que nos llena de júbilo, alegría y congratulación, y que, prácticamente con total seguridad, terminará desembocando en una maratoniana jornada de alcohol y desenfreno por parte de sus responsables. ¿O acaso se pensaban que lo celebraríamos encerrándonos en una pequeña sala de cine para poder degustar alguna cinta muda en blanco y negro de nacionalidad centroeuropea producida durante la primera mitad del siglo XX?. Bueno, elprimerhombre quizás si.

Ray dando a conocer la noticia del 5º aniversario de quesito rosa.

Han sido cinco años llenos de críticas cinematográficas que, con el tiempo, se han ido alargando hasta límites insospechados (parecía que estuviéramos cobrando por palabra escrita); críticas de la programación televisiva y de series (género que ha ido ganando en importancia a lo largo de estos cinco años de vida); de alocadas encuestas que ustedes tenían a bien de contestar; de las malas lenguas de los famosos más especializados en meterse en camisas de once varas; de pasatiempos cinéfilos; de especiales sobre nuestras anuales visitas al festival de Sitges (que incomprensiblemente nos consideraron miembros de la prensa seria y nos facilitaron acreditaciones); de divertidas tiras cómicas, de echar la vista atrás para recuperar los grandes momentos de la televisión, los grandes monólogos del cine y la terrorvisión más impactante; e incluso nos metimos en el apasionante mundo de las ondas realizando un programa de radio semanal de una hora de duración en una emisora que estuvo tres temporadas en antena. Todo esto, claro está, por no contar lo de que tenemos una cuenta en facebook y otra en twitter, como todo buen hijo de vecino.

Ray emocionado por el quinto aniversario de quesito rosa.

Y es que la voluntad del quesito rosa siempre fue el de la variedad (porque en ella está el gusto). De este modo, los tres miembros encargados de la página nos repartimos las labores, recayendo sobre elprimerhombre las críticas a los grandes clásicos del cine y a las películas más independientes y de autor (es nuestro crítico más serio y el único capaz de deletrear Tarkovsky sin titubear); en el jefe Dreyfus (antiguo elputocriticón) las películas más actuales y de estreno y las novedades de la pequeña pantalla (capaz de tragarse los bodrios más aberrantes con la única finalidad de constatar que, efectivamente, estamos frente a un bodrio aberrante), todo ello plagado de una fuerte carga de irreverencia; y en el señor Cecil B. Demente el cine más de culto, pasando por el fantástico, la ciencia ficción y la serie B (y si puede ser todo lo anterior junto y mezclado, pues mejor que mejor), que, incluso, acabó sacando a relucir las excelencias de una filmografía tan desconocida como la checa.

Además, como los más fieles del lugar ya sabrán, existe una cuarta figura vital para el blog, que funciona a medio camino entre gurú espiritual y víctima propiciatoria. Lógicamente estamos hablando del gran Ray Liotta, nuestro actor fetiche sobre el que solemos descargar toda nuestra mala leche a la mínima que tenemos ocasión. A lo largo de estos últimos cinco años nos hemos metido con él todo lo que hemos podido y un poquito más. Muchos sois los que nos habéis preguntado el porqué de nuestra fijación enfermiza hacia tan singular personaje. Nuestra respuesta al respecto siempre ha sido la misma: ¿Y por qué no? Ray siempre estará en nuestros corazones, nuestras plegarias y nuestro punto de mira. De hecho siempre nos ha gustado considerarlo como el cuarto miembro del quesito rosa. Un miembro cangrenado, eso sí.

Ray a la mañana siguiente de salir a celebrar el 5º aniversario del quesito.

Poco más que decir, excepto gracias. Gracias a todos los que han entrado en esta página en alguna ocasión (la gran mayoría atraídos por el nombre del blog buscando sexo gay, todo sea dicho) y muy especialmente a los parroquianos habituales que nos siguen y a quien seguimos. Son ustedes, al fin y al cabo, la auténtica razón de peso por la que seguimos aquí, actualizando semana tras semana, con las mismas ganas y energía que el primer día en que arrancó este blog, allá por el año 2006. No sabemos cuánto tiempo de vida le queda a este blog, lo que está claro es que mientras dure seguiremos dando guerra. Y nos gustaría terminar ofreciéndoles, de forma absolutamente altruista, un último consejo final para que les guíe en su camino de la misma forma que guió el nuestro. Recuerden, "Si lo construyes, él vendrá".

Gracias y, como siempre, nos leemos.

Somewhere (2010)

Stephen Dorff se aburre.

Una chica lista ésta Sofia Coppola. Siempre ha resultado hábil a la hora de llevar las historias que nos cuentan sus películas a su terreno (ya sean películas actuales como Lost in translation o, incluso, tratándose de films de época, como Maria Antonietta). No obstante, deberá ir con cuidado en el futuro de no abusar de su “habilidad”, para no acabar cayendo en una constante repetición de métodos y formas, algo que ya se empieza a percibir en su último trabajo: Somewhere.

Grandes monólogos cine (XX)



Parte del brillante monólogo final de Léolo (1992), de Jean-Claude Lauzon.

"Porque sueño, yo no lo estoy
Porque sueño, sueño
Porque me abandono por las noches a mis sueños antes de que me deje el día
Porque no amo, porque me asusta amar
Ya no sueño, ya no sueño (...)"

#11: 'TERRORVISIÓN': Charles Bronson, brigada antivicio



Lo que van a ver: Un fragmento de la película “Kinjite: Prohibido en Occidente”donde Charles Bronson reparte justicia y tapona agujeros legales.

Lo más perturbador: El arma elegida por el tito Charles.

Lo más descojonante: La pelea y esos primeros planos de los puños.

Conan, el bárbaro (2011)

Comer, beber, matar.


Después del sonado éxito de las dos primeras entregas de Conan (el bárbaro y el destructor), protagonizadas por el por entonces prácticamente desconocido Arnold Schwarzenegger, hubo una auténtica fiebre por realizar películas de espada y brujería, dando como resultado títulos tan dispares en resultados como El último guerrero, El guerrero y la hechicera, El guerrero rojo, Gor, Ator, Los bárbaros (si, si, la de los gemelos), El señor de las bestias o La reina bárbara, entre muchos, muchos otros. Como suele suceder en estos casos, el género acabó muriendo de puro desgaste quedando relegado, en sus años posteriores, a un cierto éxito a nivel exclusivamente televisivo con las series de Hércules y Xena, la princesa guerrera, producidas ambas por Sam Raimi. Llegados a éste 2011 parece ser que alguien ha vuelto a apostar fuerte por los bárbaros, con este reboot de la saga Conan, que nos llega de la mano del director Marcus Nispel, quien ya intentara reflotar el género hace unos años con El guía del desfiladero. Diríamos que en esta ocasión le han salido bastante mejor las cosas.

El árbol de la vida (2011)


Postales de la vida

Leí no hace mucho que la última película ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes, El árbol de la vida (2010), era considerada por algunos como una obra maestra y por otros como un fraude. A mi parecer, la calidad del resultado del film no se acerca a ninguna de las dos opiniones reflejadas porque por razones que voy a dar no puedo apreciar las alabanzas con las que algunos han elogiado a esta tan pretenciosa película, pero tampoco creo que el director, Terrence Malick, haya engañado a nadie viendo sus tres anteriores películas. Quien haya seguido su corta carrera cinematográfica se habrá dado cuenta de que desde La delgada línea roja (1998) ha querido dejar bastante claro su interés por la naturaleza y la importancia que tiene esta en la vida del ser humano, igual que las preguntas que nos hacemos sobre la existencia de Dios. Y en esta ocasión ha plasmado todo esto en muchas más dosis, queriendo llegar hasta el origen de la vida y resumir todas las experiencias que podamos tener en ella.

#10: 'TERRORVISIÓN': Stallone estrella del country



Lo que van a ver: Un extracto de Rhinestone, comedia musical donde Rocky Balboa canta, baila, enamora a Dolly Parton y provoca una estampida de patos.

Lo más perturbador: Descubrir que la voz de Stallone contiene más poder de destrucción que sus puños.

Lo más descojonante: El estilo paleto que luce Stallone parece un cruce entre David Crockett y Woody de Toy Story.

El origen del planeta de los simios (2011)

Humanos, yo os maldigo.

Después de la película original de El planeta de los simios (1968), de las cuatro secuelas posteriores, de una serie de televisión, de otra serie de televisión de animación y del descalabro que supuso el reciente remake de Tim Burton, alguien en Hollywood decidió que, contra todo pronóstico, era éste un buen momento para abordar otra intentona para lograr reflotar una franquicia que muchos ya daban por irrecuperable. Así pues, este verano nos llegó a las salas de cine una nueva entrega/secuela/remake/precuela/reboot de la popular saga simiesca: El origen del planeta de los simios. ¿Qué podría salir mal?

El seductor (1971)


Aquí mi fusil, aquí mi "pistola": uno da tiros, la otra consuela

Ha habido varias películas en la historia del cine (y también series de televisión) que han tratado la Guerra de Secesión o Guerra Civil Norteamericana, producida entre 1861 y 1865, y que constituyó uno de los conflictos más significativos en la historia de los Estados Unidos de América, en la que se enfrentaron el ejército confederado (sur) y las tropas de la Unión (norte). Uno de los films destacables que ubicaron su historia en aquella batalla fue El seductor (1971), producido y dirigido por Don Siegel y protagonizado por Clint Eastwood, que supuso su cuarto trabajo juntos. Eastwood es un cabo yanqui (yankees se denominaban a los demócratas del norte), llamado John McBurney, que es herido en batalla y se encuentra en campo enemigo. Gracias a una niña llamada Amy es curado en una escuela de chicas, ubicada enmedio del bosque, en la que se encuentran seis estudiantes, una profesora (Elizabeth Hartman), la directora (Geraldine Page) y una sirvienta negra. Aunque todas saben que es un yanqui y es el enemigo, la directora decide curarlo y entregarlo a cualquier patrulla que pase por allí cuando esté totalmente recuperado. Pero, a partir de la llegada del soldado, la vida en esa escuela ya no volverá a ser igual, y él no perderá el tiempo y seducirá a algunas de esas mujeres sabiendo que unas cuantas le ven bastante atractivo. Pero la imagen de un cuervo que está herido y atado a un balcón (que el espectador observa después de que las chicas entren al herido dentro de la escuela) es una clara premonición de lo que el espectador presenciará en este buen film.

#9: 'TERRORVISIÓN': El Rambo con mechas



Lo que van a ver: Pequeño y maravilloso extracto de una de las muchas Ramboxploitation que corrían por las estanterías de los videoclubes a mediados de los 80’s, aunque no me ha sido posible identificar cual: Operación Rambo, Strike Commando, Commander Rainbow, US Warrior, American Commandos… ¡Hay tanto para elegir!

Lo más perturbador: Las cosas que desaparecen misteriosamente de escena, cosas como el cuerpo de la chica o ese pedazo machete que empuña nuestro Rambo con mechas.

Lo más descojonante: Golpear a alguien con su propio miembro amputado es algo que nunca se ve lo suficiente.

La piel que habito (2011)

En buenas manos.
 

La piel que habito es la película número dieciocho en la carrera de un director tan reputado y que ha logrado tantos premios y reconocimientos, tanto a nivel nacional como internacional, como Pedro Almodóvar. Y a pesar de eso, y después de más de treinta años de carrera, tenemos la gran suerte de comprobar, y poder afirmar de nuevo, que al director manchego se le sigue yendo la olla una barbaridad. Porque es justamente ahora, cuando muchos directores en sus mismas circunstancias se empiezan a amodorrar en su trabajo, que Almodóvar saca toda su artillería para realizar, probablemente, una de sus películas más extremas, salvajes y sorprendentes de toda su carrera. Y es que lo bueno que tiene Pedro Almodóvar es que en lugar de acomodarse en su privilegiada posición dentro de la industria, se dedica a jugarse el todo por el todo en cada nuevo proyecto. Cierto es que no siempre le han salido bien las cosas, como cierto es también que su última etapa como director ha resultado ser algo irregular (repartida entre obras brillantes y otras más mediocres), pero Almodóvar logra no dejar nunca a nadie indiferente con cada nuevo trabajo y esa termina resultando ser, al fin y al cabo, una de sus mayores virtudes. La piel que habito no será, sin duda, ninguna excepción. Pueden apostar por ello.

Agárrate el pañuelo, Tatiana (1994)


Dos hombres sin un destino

Hay muchas personas que creen que sus vidas son aburridas, marcadas por la rutina diaria y en las que no ocurre nada apasionante. Pero para encontrar vidas insulsas y llenas de personajes absolutamente caricaturescos están las películas de Aki Kaurismäki, en las que podemos conocer a tipos tan curiosos como la pareja protagonista de Agárrate el pañuelo, Tatiana (1994), un film de cincuenta y seis minutos de duración, y rodado en blanco y negro, en el que el director finlandés nos cuenta una peculiar road movie ambientada en los años 60. La historia empieza con un hombre, llamado Valto (Mato Valtonen), al que vemos coser vestiditos de niña mientras su madre va doblándolos y metiéndolos en cajas. Poco después él se da cuenta de que no queda más café en el piso y su madre le dice que ya comprará al día siguiente a lo que él reacciona encerrándola en una habitación. Después le coge dinero de su bolso, se marcha a recoger un paquete a la oficina de correos, que resulta ser una cafetera para el coche, y luego toma dos cafés en un bar. Más tarde se va a ver al mecánico, llamado Reino (Matti Pellonpää), que le está arreglando el coche y, después de pagar la factura, Volta le comenta que para probarlo van a emprender un viaje que el espectador no olvidará jamás.

#8: 'TERRORVISIÓN': Las torres gemelas de Delfín Quishpe



Lo que van a ver: Videoclip de destrucción masiva escrito e interpretado por Delfín Quishpe, una rock star del folclore andino con más conciencia mundial que un trillón de Bonos.

Lo más perturbador: El concepto, brutal.

Lo más descojonante: Esa intro tan galáctica y ver a Delfín retroproyectado sobre las imágenes de la tragedia del 11 S.

#7: 'TERRORVISIÓN': Van Damme se pone palote



Lo que van a ver: Fragmento de un programa de la televisión brasileña donde Jean-Claude Van Damme, el protagonista de filmes como Retroceder nunca, rendirse jamás o Contacto sangriento, se marca unos meneos con una de las bailarinas y acaba con una empalmada de cantimpalo.

Lo más perturbador: los gestos del presentador para no perder detalle.

Lo más descojonante: ver al tigre de Bruselas avergonzado mientras su paquete le delata.

Super 8 (2011)


Super 80's.

J.J.Abrams, se baja momentáneamente del Enterprise y desciende de las estrellas hasta el planeta tierra para perderse en un pequeño pueblo rural de la América más profunda para contarnos una historia fantástica protagonizada por unos pre-adolescentes, que se moverán por el escenario elegido en bicicletas, y que se verán involuntariamente inmersos en una aventura en la que deberán demostrar su valía haciéndole frente a un misterioso monstruo y a todo un grupo de militares armados hasta los dientes. A la vez, Abrams, regresa del futuro que nos mostró en su Star Trek para visitar nuestro pasado más inmediato, trasladándose hacia la década de los años ‘80 que, curiosamente, sigue estando muy de moda en este presente que vivimos, especialmente en lo que a cine se refiere. Y es que muchos han sido los que recientemente han echado la vista hacia atrás para regresar a los ‘80, pero pocos han sido los que han logrado convencer con sus trabajos. Hasta que ha llegado Abrams. ¿Cual es, entonces, la fórmula utilizada por el director para lograr que las cosas salgan bien? Simple. Hacer las cosas bien.

Johnny Guitar (1954)


No, no, no nos moverán.

Este año se conmemora el centenario del nacimiento del director de la primera película de James Dean, Rebelde sin causa (1955), que no es otro que Nicholas Ray, que murió en 1979 a la edad de 77 años. Por este motivo, en la edición de este año del Festival Internacional de Cine de Venecia (31 de agosto-10 de septiembre) se le hace una merecida retrospectiva. Ayer mismo se presentó en el Festival, como estreno mundial, su última película, We can't go home again, un film rodado a principios de los 70 con sus alumnos de la universidad donde impartía, en el que utilizó todo tipo de formatos, y que ahora se ha podido completar y restaurar gracias al trabajo de su viuda Susan Ray, que también es la responsable del documental Don't expect too much, que indaga en este último trabajo de su difunto marido con bastante material de archivo.

Pero ahí no se queda la cosa, en un próximo proyecto Al Pacino encarnará al director en una película dirigida por Philip Kauffman. Por eso quizás esto sea suficiente para hablar de una de las películas más recordadas y alabadas del director norteamericano: Johnny Guitar (1954), un western clásico en el que hay una historia de amor, y el típico salón con peleas, disparos y chupitos de whisky, pero en el que también los diálogos son brillantes, llenos de ironía, la tensión de la trama va en aumento, los personajes están muy bien construidos y encontramos a una Joan Crawford que traspasa la pantalla.

Nos vamos a surfear con Ray Liotta


Aunque este verano el tiempo está más que raro, con una cantidad ingente de agua que va cayendo del cielo casi sin parar, los del Quesito Rosa necesitamos un parón vital para que el cuerpo se recupere de los esfuerzos realizados en lo que llevamos de año. Ya saben, nos estamos refiriendo a los excesos de cada fin de semana (que ya tenemos una edad y el tiempo no perdona). Y aunque ya nos hayamos mojado más de la cuenta, no nos iría nada mal un buen chapuzón en alguna isla perdida donde hubiera buenos mojitos y una grata compañía. Por eso hemos aceptado la invitación de nuestro amigo Ray, que precisamente se encuentra en Hawai surfeando sin parar. Como podrán comprobar, nos ha mandado una foto para que no nos lo pensemos más y vayamos directos a hacerle una visita. La verdad es que este tipo se lo monta fetén y no podemos evitar sentir simpatía por él. Mírenle qué arte tiene hasta para estar encima de la tabla. Qué manera tan digna de surcar el mar. ¿Quién es capaz de deslizarse por las olas con tanta destreza?. Es en este caso cuando pensamos que por fin Ray "está en la cresta de la ola".

Bueno, que les vaya bien el veranito (que esperemos sea algo más culoroso), ¡¡y nos leemos en septiembre!! Sean buenos y no hagan cosas de las que después se arrepientan...

Sucker Punch (2011)

Dragones y mazmorras.

La protagonista de Sucker Punch es una joven lolitesca, peinada con coletas y maquillada como los neones del cartel de un bar de carretera, que viste con un escueto uniforme de estudiante japonesa y lleva una katana sujeta a su espalda. Dicha protagonista está acompañada, en la película, por un grupo de muchachas de su misma edad, vestidas con provocativos uniformes de combate debidamente diseñados para lograr mostrar el mayor número de carne posible durante las reyertas. Si tenemos en cuenta que el director de la película, Zack Snyder, es el mismo que anteriormente ya había dirigido el film 300, protagonizado por unos rudos personajes masculinos de espectaculares torsos y musculatura varia, cuyas únicas vestimentas estaban compuestas por unos discretos taparrabos acompañados de unas largas capas, la pregunta que nos asalta es: ¿Es Snyder una especie de obseso sexual que utiliza sus películas para dar rienda suelta a su lívido? Y, suponiendo que la respuesta a la anterior pregunta fuera afirmativa, ¿para cuando un crossover entre ambos films?

Grandes monólogos cine (XIX)


link: http://www.youtube.com/watch?v=QRcDoQZKryM

Escena muy famosa de Harry el sucio (1973), de Don Siegel, en la que Clint Eastwood recita uno de los monólogos más célebres de la historia del cine:

"Sé lo que estás pensando: si disparé las seis balas o solo cinco. La verdad es que con todo este ajetreo también yo he perdido la cuenta. Pero siendo este un Magnum 44, el mejor revólver del mundo, capaz de volarte los sesos de un tiro, ¿no crees que debieras pensar que eres afortunado?"

#6: 'TERRORVISIÓN': Vin Diesel bailando Breakdance



Lo que van a ver: un video donde se puede apreciar al protagonista de The Fast and the Furious, el actor Vin Diesel, en sus años mozos, con pelo y bailando Breakdance.

Lo más perturbador: pensar en todos los caballos que se ha comido Vin después de rodar este vídeo.

Lo más descojonante: descubrir que a Vin le pueden crecer pelos de más de un milímetro.

Grandes momentos tv (XXX)



“¿Alemán? No sé qué es eso. No decimos eso en EE.UU.”


Justin Bieber.

Entrevista en una cadena de Nueva Zelanda.

Sueños de un seductor (1972)


Lo único que tienes que hacer es silbar

En 1969, Woody Allen publicó una obra de teatro llamada Play it again, Sam (que aquí se tituló Aspirina para dos). Cuando se estrenó en Broadway permaneció dos años en cartel y su paso al cine se produjo poco después, en 1972, de la mano del director Herbert Ross, con guión adaptado por el propio Allen. La historia está llena de brillantes diálogos y es un gran homenaje a Casablanca (1942) y al mismo Humphrey Bogart, como ya se puede intuir en el título original con una de las frases míticas de la película. El protagonista de la historia es un tipo de 29 años llamado Allan (Woody Allen) que se dedica a escribir en una revista cinematográfica. Su ídolo es Bogart y tiene todo su piso lleno de fotografías suyas y de los carteles de sus películas. Mismamente, al empezar la película le vemos en una sala de cine totalmente embobado con el final de Casablanca. Y debido a que su pareja, Nancy, le acaba de dejar después de dos años de convivencia, tendrá que superar sus nervios (siempre está tomando aspirinas) y volver a quedar con mujeres, algo que le resultará muy complicado a causa de su inseguridad ante la manera de mostrarse natural ante ellas. Por eso siempre se le aparecerá Bogart (Jerry Lacy) como una alucinación, dándole consejos vitales en sus citas.

#5: 'TERRORVISIÓN': Dolph Lundgren en Eurovisión



Lo que van a ver: El colofón de la semifinal de Eurovisión 2010 en Suecia, donde Dolph Lundgren, el aguerrido protagonista de títulos del calibre de Rocky IV y Soldado Universal, canta, baila, toca la batería y rompe cinco bloques de hielo de un solo golpe, todo ello vestido con un impecable smoking.

Lo más perturbador: Los primeros pasos de baile del actor.

Lo más descojonante: El extraño idioma en que canta, que parece Klingon.

Estrenos TV: Especial Concursos.

Se suele decir que en época de crisis los concursos televisivos suelen dar buenos resultados a las cadenas. Algo de cierto debe haber en eso ya que, la semana pasada, tres nuevos concursos llegaron a la parrilla televisiva. Hagamos un breve repaso.


Mójate: Este programa es, desde ya, mi mejor peor programa de la temporada. La cosa tiende tanto hacia lo surrealista (entrevista a un culo, micro en mano, incluido) que por fuerza tiene que enganchar. La cosa va de que dos de los profesores del reality Fama, ¡a bailar!, Marbelys y Rafa Mendez, se pasean por las playas del país para buscar a posibles concursantes que estén dispuestos a bailar en unas tarimas situadas de manera estratégica sobre una piscina. Los concursantes se enfrentan en duelo a base de mover las caderas y el que lo hace peor se va al agua hasta que solo queda uno, quien se acaba llevando un cheque enorme (cómo los de antes) de mil euros.

La noche que no acaba (2011)


Dos caras de una misma moneda

A partir de un encargo del canal de televisión TCM, el director Isaki Lacuesta acaba de estrenar La noche que no acaba (2011), un documental sobre Ava Gardner, todo un icono cinematográfico y una de las actrices más guapas de Hollywood de todos los tiempos (se decía de ella que era el "animal más bello del mundo"). El film, que representa el cuarto largometraje y el tercer documental de Lacuesta, se basa en el libro Beberse la vida. Ava Gardner en España (2004), de Marcos Ordóñez, pero tanto Lacuesta como la guionista Isa Campo tuvieron claro que querían coger únicamente alguna idea del libro, como se puede ver en el inicio del film con el siguiente subtítulo: "Notas a pie de página a partir de Beberse la vida". Y su resultado final es bastante correcto ya que se nota el interés que tienen por construir un retrato muy digno de una figura como Ava Gardner, una gran estrella a la que no le gustaba nada ver sus propias películas, que sucumbió a la bebida y al tabaco y que siempre creyó que su belleza fue la culpable de parte de su desdicha y de su lenta desaparición en la gran pantalla.

#4: 'TERRORVISIÓN': La pelea de Undefeatable



Lo que van a ver: El momento cumbre de Undefeatable, cinta de artes marciales que narra el electrizante enfrentamiento entre el cojón derecho de Chuck Norris y su cojón izquierdo. La escena es una auténtica vorágine de mamporros, expresiones faciales cenutrias, rasgamiento de vestiduras, toallas de destrucción masiva y piquetes de ojos.

Lo más perturbador: Don Niam, el actor que interpreta al inquietante y demente cojón izquierdo.

Lo más descojonante: Los gloriosos sopapos rodados a cámara lenta y en primer plano.

Sin identidad (2011)

Este cuerpo no es el mio.

El personaje protagonista de Sin identidad es un norteamericano que viaja hasta la capital de Alemania para unos asuntos de negocios y termina pasándolas verdaderamente canutas. No entiendo muy bien que concepto deben tener los guionistas norteamericanos de Europa, pero cada vez que uno de sus ciudadanos viaja, en una de sus películas, hasta el continente europeo, se le complica la vida una barbaridad. Me viene rápidamente a la cabeza Frenético de Polanski, con ese Harrison Ford que busca a su esposa (y que guarda bastantes paralelismos con la película que hoy nos ocupa); Hostel, Un hombre lobo americano en Londres, Ronin (tanto personaje como actor), El código DaVinci o El expreso de medianoche. Por suerte en El último tango en París el personaje de Marlon Brando se lo pasaba bastante mejor aunque, claro está, no cuenta porque tanto la película como los guionistas eran italianos.

Lo que queda del día (1993)


Sentimientos escondidos

Hay veces que creemos que hemos olvidado a alguien cuando, por alguna causa que otra, nos vuelve a aparecer su recuerdo, y si además marcó profundamente una etapa de nuestra vida es inevitable que nos vengan imágenes de los momentos compartidos. Esto se observa plenamente en Lo que queda del día, adaptación cinematográfica de 1993 de la famosa novela de Kazuo Ishiguro (que aquí a causa del estreno del film se volvió a publicar con el título Los restos del día), dirigida por James Ivory. La película obtuvo un gran éxito y estuvo nominada para los Oscars en 8 categorías, incluyendo mejor actor y actriz, que eran nada más ni nada menos que Anthony Hopkins y Emma Thompson, y que ya habían trabajado con Ivory en su anterior película, Regreso a Howards End (1992), con la que también consiguió varios premios y nominaciones (en esa ocasión sí que se llevó 3 Oscars, uno para Thompson). En ambos films, el director británico contó con Tony Pierce-Roberts para la fotografía y con Richard Robbins para la música y, en cuanto a la película que nos concierne, el resultado global es muy digno para una historia llena de emociones contenidas.

#4: 'CINE ALTERNATIVO': Star Wars según Monty Phyton


Entradas relacionadas:

#1: 'CINE ALTERNATIVO': Star Wars según Billy Wilder
#2: 'CINE ALTERNATIVO': Star Wars según Quentin Tarantino
#3: 'CINE ALTERNATIVO': Star Wars según Stanley Kubrick

Resacón 2 ¡Ahora en Tailandia! (2011)

Colega, ¿Dónde está mi cuñado?
El otro día fui al cine a ver Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia!, cuya primera entrega me había sorprendido gratamente y con la que me había reído bastante más de lo esperado en un principio. Resacón en las Vegas se estrenó en 2009, resultando ser uno de los títulos sorpresa de ese año y se acabó convirtiendo en la comedia más taquillera de la historia del cine de Estados Unidos. Estaba claro que la secuela era tan solo cuestión de tiempo. Fui al cine, pues, con la esperanza de que esta nueva entrega resultara igual de entretenida que su antecesora y con el valor añadido de que era el día después de la verbena de San Juan y me había levantado con la cabeza un poco más turbia de lo habitual, con lo que entré en la sala arrastrando, todavía, una resaca que ya empezaba a languidecer. ¿Cómo se le llamaría a esto? ¿Metacine?

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats