Brüno (2009)

Cuando la provocación salió del armario.

Los conceptos comedia gamberra, falso documenta y cámara oculta, cambiaron, cinematográficamente hablando, el día en que Sacha Baron Cohen optó por hacer el salto de la pequeña a la gran pantalla, debido a sus ganas de colocar, en cada ocasión, el límite, un poco más alejado de lo que estaba (o, si prefieren, finiquitándolo sin más). Para ello se sirvió de unos personajes que ya utilizara en su show televisivo, expresamente dibujados para provocar al respetable, como Ali G (el rapero de barrio), Borat (el reportero de Kazakistán) y, el que ahora nos llega a las pantallas: Brüno... ¡Empezamos!



Y Brüno es un gay austriaco, conductor de su propio programa de modas y tendencias, que es toda una celebridad en su país. De echo, se podría decir que Brüno es lo más o, como dice él mismo, Brüno es chachi. Pero, después de un incidente en un desfile de moda de Agatha Ruiz de la Prada, conocerá el desprecio de los que, antes, le admiraban, cerrándole las puertas de todas las fiestas y desfiles en los que se movía como pez en el agua. Así pues, cancelado su programa, Brüno probará suerte dando el salto al gran charco y trasladándose a Los Angeles, con la única ayuda del que, hasta entonces, era el ayudante de su ayudante, para conseguir un nuevo programa en la televisión americana y convertirse en una estrella todavía más grande, incluso, a nivel mundial. El problema es que las “transgresoras” ideas del personaje chocarán, de manera frontal, con el estilo de vida de ciertos sectores de la sociedad norteamericana.

La película está rodada a modo de falso documental donde, además de un (fino) hilo conductor, se van intercalando escenas (presuntamente) rodadas con personas cotidianas que desconocen el hecho de que Brüno es en el fondo un personaje interpretado por un actor, con la finalidad de conseguir la sorpresa/indignación/repudia de los que están a su alrededor, ya sean estrellas de Hollywood, representantes de actores, productores, ministros israelíes y/o palestinos, rudos cazadores o personas anónimas asistente como público a un programa de talk-show. Brüno tiene para todos. De hecho, el formato, recordarán, era el mismo que ya utilizó con su anterior Borat, donde interpretando a un personaje situado en las antípodas de éste, conseguía el mismo efecto: provocar a diestro y siniestro. Además, en Borat, también interpretaba a un reportero que visitaba Estados Unidos, cuyas costumbres provocaba la sorpresa (eufemismo al canto) de la sociedad americana.

El protagonista absoluto y cabeza pensante del proyecto es Sacha Baron Cohen, actor que se dio a conocer en el programa de la televisión británica “The 11 O'clock Show” y, posteriormente en “Da Ali G Show” donde, además del personaje Ali G (que por aquel entonces era tan popular que incluso aparecía en el videoclip “Music” de Madonna conduciendo su limusina), ya intervenían Borat y Bruno. Los tres han acabado dando el salto a la gran pantalla: Ali G, me pareció un tostón terriblemente aburrido al que no le acabé de pillar el punto en ningún momento (el doblaje tampoco es que ayudara demasiado) y Borat, que confieso que me descolocó a la primera, me ganó, plenamente, al segundo visionado. Además, y ya lejos de sus “criaturas”, Sacha Baron Cohen también ha intervenido en películas como Pasado de vueltas, Sweeney Todd e, incluso, poniendo la voz al rey de los lemurs en la película de animación Madagascar y su secuela.

La película es un elaborado ejercicio de mal gusto, políticamente incorrecta, soez, burda, grosera, hilarante, ofensiva, ordinaria, zafia, de broma fácil, de humor burro, vulgar y chabacana hasta niveles pocas veces vistos en una pantalla grande. Hasta aquí, un servidor, encantado de la vida (como mucho solo queda aplaudir el valor que demuestra Sacha Baron Cohen en algunos momentos de cámara oculta). Pero, lamentablemente, la película no me acabó de ganar como sí lo hiciera su antecesora (quizás con un segundo visionado...) porque el experimento me resultó fallido. Y lo hizo debido a que después de un punto de partida arrollador mientras el personaje sigue en su Austria natal, la película no consiguió arrancarme el número de carcajadas esperado en un principio, debido a que el personaje me sobrecargó en varios momentos, a que algunas escenas se alargan excesivamente consiguiendo el resultado contrario al esperado y a que algunas escenas, directamente, me parecieron aburridas y sin sentido ni pizca de gracia (ejemplo de ello es cuando se entrevista con dos rubias que le dicen que para conseguir popularidad debería buscar una causa social para defender). La película sufre de demasiados altibajos, resultando poco constante, con momentos ciertamente brillantes de auténtica mala leche y humor burro, pero excesivamente inconexos entre sí, como toda la peli en general, que termina perdiéndose dentro de su propia provocación.

Resumiendo: Comedia gamberra, más gamberra que comedia, con algún gag desternillante, que se queda a medio gas, más por falta de cohesión que por falta de ganas de provocar.

El jefe Dreyfus



Leer critica Brüno en Muchocine.net


7 piquitos de oro:

Marc dijo...

A lo mejor necesitas un segundo visionado

elquemassabdeBruno dijo...

totalment dacord.. la primera 1/2 hora guay, despres una miqueta pesada... voto per un segundo visionado...

CARLOS SERRANO dijo...

A mi me pareció una obra maestra!

Pocas veces vamos a ver en el cine mainstream una locura como esta!

Pero bueno, en USA no está recaudando lo esperado y quizá sea que al final a la gente no le guste tanto como Borat (que a mi me hizo menos gracia porque sin duda es mucho menos extrema que esta). Pero también pienso que esta peli es imposible que triunfe a lo bestia porque es demasiado hardcore. No creo que el público palomitero esté preparado para ver algo tan heavy!

Es una peli adelantada a su tiempo!

A quien le haya gustado Bruno le recomiendo "Extreme Movie" una peli de humor a los "Scary Movie" pero centrada en el sexo!

Cinemagnificus dijo...

Mucho mejor Borat: más crítica, más coherente y más brutal en todos los aspectos. Aún así me divirtió bastante Bruno.

Dude dijo...

No eres el primero que comenta los altibajos del film. Aun asi, la vere.

Salu2

tomas dijo...

Quizás lo que le sucede es que es tan parecida a Borat que, no sé. Yo me sentí igual, está. muy bien, de hecho tiene algunos momentos tremendos, pero no me ha llegado tanto como la anterior. Saludos.

Fantomas dijo...

Borat me pareció una película mediocre por lo que tengo algunos reparos con esta cinta. De todas maneras la veré.

Saludos.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats