Preguntas frecuentes sobre el viaje en el tiempo (Frequently asked questions about time travel, 2009)



Una pinta de cerveza con taquiones.

Un par de nerds (o imaginadores, como ellos prefieren llamarse); un escéptico que no distingue entre Star Trek y Star Wars (aunque en una escena se declare fan de Las crónicas de Narnia); una chica sexy que viene del futuro; un pub londinense; una fisura temporal en el lavabo de caballeros; conversaciones freaks, cerveza y paradojas. Póngase todo junto y añádase unas gotas de humor inglés y unos gramos de inofensiva diversión y ya tenemos la combinación perfecta para una comedia de ciencia ficción.



La película empieza con una panorámica del espacio exterior y unos títulos de crédito que prometen ciencia ficción a raudales (muy al estilo de Superman), pero no tardamos en pisar con los pies en el suelo. Conocemos a Ray (Chris O’Dowd), un tipo que como cualquier personaje de Kevin Smith o Judd Apatow, sufre de un galopante síndrome de Peter Pan. Trabaja en una atracción futurista interpretando a un Ranger del Espacio y se toma demasiado en serio su papel, allí suelta tacos y vocifera entusiastamente mientras una clase de primaria queda traumatizada. Hay llantos, vómitos y un despido. A sus amigos no les va mejor, disfrazados de dinosaurios venden folletos de un lugar llamado Dinoburger. Pete (Dean Lennox Kelly), el más sensato de ambos, quiere hacer su trabajo e irse a casa, pero Tobe (Marc Wootton) no puede evitar plantearse lo erróneo que resulta un dinosaurio animando a la gente a comer más dinosaurios, lo lógico sería que fueran vestidos de cavernícolas.



Más tarde, a la salida del cine, disfrutan quejándose de la poca imaginación que hay en Hollywood, Tobe saca su libreta de grandes ideas y menciona una sobre un Ninja-Tirolés. Se dirigen al pub, allí beben cerveza y escriben una carta de queja dirigida a la meca del cine. Si esto no fuera una peli de ciencia ficción Ray volvería a casa y a la mañana siguiente debería tomar una decisión: aceptar un empleo disfrazado de burbuja o trabajar en el negocio familiar, pero lo extraordinario irrumpe en sus vidas en forma de atractiva viajera del tiempo (Anna Faris).



El cine tiene la capacidad de evadirnos de nuestros problemas reales y la película sublima las insatisfacciones vitales de sus protagonistas a través de la fantasía. La situación se lo da todo; el rol de héroes, la posibilidad de poner en práctica ese conocimiento inútil que cualquier freak atesora, la confirmación de que en un futuro próximo serán admirados por el resto de la comunidad freak y por último, la chica. Un juego parecido, aunque a distinto nivel, se da en delirios ochenteros como Condorman (1981), Te pillé, ¡Gotcha! (1985) o sobre todo, El último Starfighter (1984), un cine de pocas luces, pero imaginativo y entretenido al fin y al cabo.



El crescendo hasta llegar a un clímax final de tebeo son una serie de viñetas que giran alrededor de un bucle temporal, una muerte inminente y un apocalíptico futuro alternativo. Nuestros protagonistas se enfrentan al peligro siguiendo tres reglas claves del viaje temporal: 1) No mates nada y no pises ni siquiera una mariposa, porque borrará tus descendientes y terminará con la raza humana. 2) No te folles a nadie porque resultará ser tu madre o tu abuela. Y 3) No te toques, no tropieces ni hables con otra versión de ti mismo porque causará una paradoja temporal y el fin de los tiempos.



El filme es una producción de la HBO y la BBC, el director Gareth Carrivick ha trabajado en series como Little Britain (2003) y The Smoking Room (2004), y los actores tienen mucha experiencia en televisión. Chris O’Dowd no se aleja demasiado de su papel en The It Crowd, aunque aquí busque las simpatías del público y su personaje resulte menos excedido y patético. Anna Faris por su parte, es una actriz que se ha hecho un hueco en la pequeña pantalla participando en series como Friends y El séquito. El metraje es de apenas 80 minutos y el tono y la forma concuerdan bastante con el de un capítulo piloto. La película parodia el cine de ciencia ficción con manifiesta inocencia y no tiene otra aspiración que la de hacerte pasar un buen rato, algo que queda muy patente con ese final abierto, un tipo de conclusión nostálgica que nos remite a otras épocas menos crípticas.

Que esté pendiente de título en España nos plantea la interesante cuestión de cómo la van a llamar, las posibilidades son infinitas: Regresa al futuro como puedas por pelotas, Los Crononerds, Sci-fi Movie, Star Geek, Quantum Party, Preguntas frecuentes sobre el viaje en el tiempo... No, la última no va en serio.



La frase: «Tu chica ideal eres tú con tetas.»

La frase 2: «Es un poco extraño, pero resulta que todos en el futuro son americanos.»

Leer critica Preguntas frecuentes sobre el viaje en el tiempo (frequently asked questions about time travel) en Muchocine.net

6 piquitos de oro:

Cinemagnificus dijo...

Muy interesante. Adoro los homenajes freakies de juventud nostálgica. Y me he descojonado con los posibles títulos que has puesto. Ojalá que llegue en condicones,

Dr. Quatermass dijo...

Tiene muy buena pinta, pero ya cansa que se tarde tanto en estrenar determinadas peliculas. Por lo que cuentas es como unos "Cronocrimenes" realizados con mas medios, promete.

Saludos!

Fantomas dijo...

Se ve interesante, así que intentaré buscarla por ahí (porque claramente aquí en Chile probablemente jamás llegará esa película).

Saludos.

CARLOS SERRANO dijo...

Hay que ver el morbo que me da la Faris!!!

Sandra de la Prada dijo...

Tomo nota! Estoy pegándome una panzada de pelis adolescentes últimamente que empieza a preocuparme, pero estoy segura que estarás orgullosa de mi. Toma nota tu: Adventureland, adolescentes en parque de atracciones, todo amenizado con música de Yo la tengo.
Saludos!

Jordi Cruasan dijo...

Dean Lennox Kelly participa es una de las más grandes series inglesas de los últimos años, Shameless, recomendada es poco!

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats