La pesadilla de Darwin (2004)

Elprimerhombre se ha visto inmerso en una historia llena de engaño, tristeza y mucha miseria llamada La pesadilla de Darwin, de Hubert Sauper, un duro documental, premiado en varios festivales, que nos cuenta y nos muestra la pura realidad de unos hechos, haciéndonos pensar hasta dónde puede llegar la crueldad humana. Hay demasiadas preguntas que uno se hace después de ver este imponente alegato en contra de las barbaries que hace el ser humano por cosas como el dinero, dejando morir de hambre a millones de personas inocentes.

Como se deja claro al inicio de la película, el tema central es el Lago Victoria, al Oeste de Tanzania, el segundo lago de agua dulce más grande de la Tierra, fuente del Nilo, considerado como la "cuna de la humanidad". Todo lo que vemos durante el desarrollo de este documental va relacionado con lo que ocurre alrededor de ese lago o a causa de lo que hay en él. Uno de los grandes debates es sobre la perca del Nilo, como lo vemos en el Congreso Ecológico Internacional que tiene lugar en Kenia. Este pez es un depredador que ha destruido a todas las demás especies del lago y que siendo tan comercial y tan caro fue el resultado de un "pequeño experimento científico", y como dicen algunos, fue introducido por algún hombre una tarde allá por los años 60. Desde entonces se ha reproducido rápidamente y, curiosamente, muchas toneladas de este pescado son transportadas en grandes aviones hacia Europa, mientras una gran parte de la población de Tanzania pasa hambre. Estos aviones llegan "vacíos" según los pilotos rusos, pero se irá descubriendo por otras fuentes que los negocios van por otro camino. En verdad, transportan cajas cargadas de armamento militar, algo que los pilotos dicen desconocer.

Con esto queda evidente de la gran paradoja que engloba todo este asunto. Las armas que llegan sirven para que haya más guerras como la de Kenia o muchas más que se producen en el centro del continente africano. Y en algún momento del metraje oímos por una radio que la ONU "necesita 17 millones de dólares para alimentar dos millones de personas en la parte central de Tanzania". En vez de darles de su propia comida, lo único que obtiene la pobre gente son los restos de la mercancía que no es transportada por los pilotos: despojos del pescado de los que se corta la cabeza, se fríen y luego se comercializan. Millones de africanos comen de estos restos llenos de gusanos, ya que no podrían comer el dichoso pescado aunque tuviesen la oportunidad de hacerlo por la falta de dinero para pagarlo.

Pobreza, miseria y hambruna aparecen de manera rotunda delante de nuestros ojos. Enfermedades como el sida están a la orden del día. Niños que esnifan pegamento para olvidar o desaparecer por un momento, aunque algunos lo hagan para siempre. Prostitutas que hacen felices a los pilotos, cuya única manera de sobrevivir es ofreciendo su cuerpo, recibiendo a cambio solamente 10 dólares, siendo tratadas además de manera poco amable. Como en el caso de Eliza, un personaje que llegará al corazón del espectador por su sobrecogedora historia. También encontramos al simpático y amable Raphael, que por un dólar la noche protege el Instituto Nacional de la Pesca. Emociona su manera de ver la vida un tanto positiva, como dando por hecho que no puede cogérsela de otra forma. Este personaje habla alto y claro sobre los problemas que él ve en el trabajo de su país y de la pobreza que habita en todo aquel lugar. Un hecho que explica es que los pescadores de algunas zonas no pueden enfermar porque de hacerlo deberían dejar de trabajar al no haber médicos ni dispensarios donde ellos se encuentran. La cruda realidad es que si mueren es muy caro transportar su cadáver.

Con todo lo dicho, La pesadilla de Darwin es un toque de atención a la humanidad que intenta dejar huella en la mente del espectador. Es grotesco y abrumador que a algunos no les importe que ocurran estas cosas. No como a Hubert Sauper que logra una narración creíble y bien estructurada, mostrando paralelamente diferentes casos de la vida en zonas de Tanzania, junto con algunos aspectos de la vida de los pilotos rusos o de la manera de trabajar de los responsables del comercio de la perca del Nilo. Varias escenas contienen planos capaces de remover cualquier estómago y de castigar cualquier conciencia.

En definitiva, un duro documental muy bien narrado que deja constancia de la terrible realidad que vive gran parte del continente africano, centrándose en Tanzania y en el misterio de la perca del Nilo.

Un saludo!



Leer critica La pesadilla de darwin en Muchocine.net

6 piquitos de oro:

Angus dijo...

Excelente documental. Lo vi hace unos años pero se me han quedado grabadas algunas escenas.
Esas imágenes de los pobres tanzanos andando con pies descalzos sobre montañas de raspas de pescado en un ambiente nauseabundo y cargado de amoniaco que los deja ciegos. Impresionante.

Möbius el Crononauta dijo...

Lo veré, pero maldita sea... se me hará duro, y está bien que sea así. Vaya un mundo éste

tomas dijo...

Este documental es muy, muy bueno y al tiempo, tremendo por lo que cuenta. A mi me sucedió que viéndola, deseaba que todo fuera ficción... lo malo de la película... que es verdad.

Darkerr dijo...

Esta la quiero ver de hace mucho tiempo. Gracias por recordarla. Tremendo post.

dude dijo...

Llevo tiempo tras este documental, pero siempre se me va de la cabeza.
Ahora es buen momento para volverlo a buscar.

Salu2

Sesión Golfa dijo...

Pues no lo he visto y me has dejado con ganas. Saludos.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats