El maquinista de la General (1927)


Elprimerhombre elogia a Buster Keaton, por eso va a criticar su película más emblemática, El maquinista de la General, que la dirige junto con Clyde Bruckman.

En este film, su papel es muy apropiado para él ya que las virguerías que llega a hacer son para sacarse el sombrero. Es el maquinista de una locomotora que se llama “la General” y cuando piden a hombres para alistarse en el ejército, ya que estalla la guerra de Secesión, él decide alistarse ya que su novia se lo pide, pero al tener un cargo tan importante para el ferrocarril no le permiten dejar su puesto de trabajo. Y debe seguir con su rutina de cada día. Pero en un asalto al tren raptan a su novia y no duda en ir en su búsqueda. A partir de aquí nos deleita con sus grandes recursos para la mímica y su portento físico.


Este actor tiene un don especial para dotar a su actuación de una naturalidad excepcional. Sus gags están tan bien pensados que no sé si haría muchas tomas o le saldría todo a la primera. Yo me río nada más verle, por su sola presencia en la pantalla.

Además, al igual que todos sus compañeros de aquella época como Chaplin, Harold Lloyd o El Gordo y el Flaco, tenía unos rasgos físicos que los sabía acentuar muy bien, como la expresión de sus ojos y su seriedad en el rostro.


Aparte de este film, habría que destacar “La ley de la hospitalidad”, en la que hay un gag que quizás sea el mejor que hizo jamás Keaton, en una escena de una catarata donde él está en un tronco y debe quedarse en equilibrio y logra un plano buenísimo, sin dobles ni nada. “El colegial” es otra película donde da muestras de su capacidad física y en la que me reí muy a gusto en su secuencia final. Y en “Las tres edades” hace de cavernícola, no digo más.


Si nunca lo han visto, no se pierdan alguna de las películas que he dicho o cualquier otra suya porque pasarán un buen rato.

Un saludo!

5 piquitos de oro:

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Un genio absoluto de la historia del cine, y un ejemplo que deberian seguir muchos actores actuales a la hora de saber como expresar emociones con solo una mirada, sin duda, imprescindible.
Saludos

Aura dijo...

El Maquinista es uno de mis totems cinematográficos, y el sr. Keaton, bueno, siempre tuve la fantasía de tener ese prometido torpón y desgarbado :)

Dr. Hichcock dijo...

Una obra maestra donde las haya. Keaton era un auténtico maestro de maestros.
Me gustaría también elogiar la callada labor de Clyde Bruckman, un señor que trabajó también con Harold Lloyd, que dirigió estupendas comedias y que merece algo más que el desconocimiento general de su obra.

Psicodeliazombie dijo...

buena recomendacion.... esta peli es mas que un clasico, es un referente para el cine actual...!!!

Anónimo dijo...

La obra cumbre del inimitable Keaton, una película indispensable para todos los amantes del cine con mayúsculas. Buen trabajo. Saludos. Pablo.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats