Desaparecido en combate (1984)

Los chicos de Quesito Rosa se reunieron un domingo por la mañana (ole nuestros huevos) para ver uno de esos clásicos de videoclub de los 80, de cuando las estanterías se llenaban de Stallones, Bronsons y Schwarzeneggers. A continuación, el informe del evento a seis manos…

La peli es de Cannon Group, como todas las buenas, con unos títulos de crédito que parecen hechos con un Amstrad de la época, donde el nombre de Chuck sale antes que el del director, un tal Joseph Zito (Josezito para los amigos) o de los productores.

La cosa empieza con unos exteriores del Vietnam que parecen una maceta a gran escala. Sube la música y aparece Chuck, las balas silban a su alrededor, la maleza explota y a su lado cae un herido. Chuck lo recoge, llevándolo a cuestas (en Vietnam solo hay un medio de locomoción lo suficientemente eficaz: Chuck Norris), ¿A dónde lo lleva? Nadie lo sabe, porque en la siguiente escena el herido desaparece, cuando de repente: ¡¡Oh, no!! ¡Han disparado a Chuck! Chuck se lanza contra ellos con una granada en cada mano, ¡qué tío! Gran explosión, ¿es este el final de Chuck? ¡Tranquilos, Chuck vive! Se despierta descamisado en su habitación, que gran principio: ¡¡Todo era un sueño!!

Sudoroso y masculino, se incorpora llevando el peso del mundo sobre sus hombros, se sirve una cerveza y se salpica la barba. Contrapicado en la ventana mirando al infinito, Chuck siempre está por encima de todo. Por la tele hablan mal de Chuck. Chuck mata a la tele de una patada, coge el teléfono, y dice: “soy Braddock, voy a ir” (el teléfono se acojona).

Más tarde en Saigón, hay una reunión en las altas esferas y Chuck se presenta con unas gafas de sol chuloputas muy de la época, hay que ver lo bien que lleva sus 38 años. Se le acusa de crímenes de guerra, Chuck se quita las gafas y les perdona la vida. De noche, Chuck sale a ligar, pide una cerveza (música de tensión), no quiere vaso. Habla con una chica, apuestas, ¿se la tira? Ya se la está tirando, lo único que ella aún no lo sabe. Ella se queda con ganas de más, pero Chuck decide salir sólo a invadir Saigón, y entra en la casa de un general vietnamita en busca de información: “Si te mueves te mataré”. Chuck lo mata (no lo duden); pero antes le saca el paradero donde están prisioneros sus compañeros ¡DESAPARECIDOS EN COMBATE!

Que bien le quedan los tejanos a Chuck, mientras decide no acabar con toda la ciudad y coger un vuelo a Bangkok. Chuck sale a ligar, de nuevo, moviéndose entre los orientales como un depredador. La noche promete y Chuck coge un taxi. Antes de bajar el taxista ha muerto por sobredosis de Chuck, él se lo ha buscado. Chuck negocia el precio de alquiler de un barco a su estilo (pegando patadas), mientras una tailandesa canta una conocida canción de Rod Stewart. Intentan acabar de nuevo con Chuck lanzándole una bomba. Muere mucha gente. Chuck no. Llegados a éste punto, para el malo de la peli, por fin, se ha convertido en algo personal. A los dos minutos Chuck ya lo ha matado.

Chuck nació mayor. Se viste para la guerra, no hay vuelta atrás, la cinta en el pelo así lo indica, habrá guerra. Todo en él es en si mismo un ejercito. Uno a uno van cayendo los malos. Llegada la noche, Chuck ataca el campamento donde se encuentran los desaparecidos. ¡Explosiones! Chuck empieza a disparar en la oscuridad. Muere gente, pero Chuck no deja cadáveres. Se han llevado a sus compañeros antes de que llegara, pero por suerte un espontáneo sobrevive a Chuck y le cuenta en que dirección se han ido. Entonces Chuck cree que ha llegado la hora de correr. En la siguiente escena ya los ha atrapado y él sólo los ataca por tierra, mar y aire. Pero… ¡¡Oh, no!! (de nuevo) ¡Chuck ha muerto! ¡¡Falsa alarma!! Chuck emerge del agua hecho un basilisco, tocando suelo en el profundo río. Ahora está más enfadado que nunca. Encuentra a los desaparecidos y les dice: “vais a volver a casa”. Palabra de Chuck.

Consiguen huir con un helicóptero a Saigón donde todavía no ha acabado la reunión de la primera escena, que interrumpe como a él más le gusta: por la fuerza. Esta vez no va solo, le acompañan los DESAPARECIDOS EN COMBATE. Chuck ocupa todo el plano y se congela la imagen. ¡Gran final!



Leer critica Desaparecido en combate en Bastard Movies

10 piquitos de oro:

Machete dijo...

Esta peli ya es todo un clasico de videoclub junto a Los Hombres visten de negro, la cual creo que deberiais ver y recordad Chuck Norris no caza, porque la palabra caza implica la probabilidad de fracasar. Chuck Norris sale a matar.

ElRinconDelTaradete dijo...

Chuck Norris es bueno en lo que hace..je..Pero no lo metais en el mismo saco que Stallone por favor...Je

Anchiano dijo...

Con los años, sus películas son muy risibles, pero en su momento eran todo un hit. Además, Chuck Norris (o "El chinorris" como le llama mi padre pensando que ese es su nombre) es un actor de método, el método de poner la misma cara para todo. Mirando su ficha de imdb.com, su última actuación frente a las cámaras se produjo en el 2005 con The Cutter.

Jorge - cinenovedades dijo...

Todo un clásico de Videoclub, como bien dijo machete. Me gustaban las cintas de Chuck Norris, eso si, para pasar el rato y al muchacho no se le mueve un sólo músculo de la cara. Pero en su momento, era todo un símbolo!
Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Sí señor, ¡Norris rules! Si no te gustan sus películas es que eres un asqueroso demócrata.
Ésta y El gran guerrero Americano ese y vamos... ¡tarde completa!

Plissken dijo...

Queremos crítica de la se(pre)cuela, que conste en acta.

Un saludo y una patada giratoria.

Fantomas dijo...

Un clásico del señor Norris, que en su momento estaba situado como una de las grandes estrellas de acción. Y recuerden que Chuck Norris murió hace diez años, solo que la Muerte no ha tenido el valor de decirselo.

Saludos.

octopo dijo...

Chuck Norris es mas chulo que un ocho verde pistacho. Parece que esta semana hemos coincidido en el tema, a mi tambien me ha dado por este gran hombre al que el mundo debe tanto.

Eso de quedar los colegas para ver Desaparcido en Combate debe de ser una terapia muy beneficiosa para el organismo.

Sesión Golfa dijo...

Chuck Norris, ese clásico incombustible. Te has salido again.

Señorita Puri dijo...

grande entre las grandes, y commando con suarzenaguer es otra obra maestra.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats