Cinema Paradiso (1988)


Elprimerhombre ha visto el montaje del director de Cinema Paradiso, con 43 minutos de metraje adicional de la película de Giuseppe Tornatore, una nostálgica historia que nos muestra la magia del cine.


En un pequeño pueblo de Sicilia, el pequeño Salvatore, llamado “Totó”, sólo piensa en ir al cine y en meterse en la cabina donde se proyectan las películas ya que algo mágico ocurre ahí dentro que parece apasionarle. Intenta siempre estar con el operador, el bonachón Alfredo, al que no parece gustarle la idea pero con el que tendrá una relación casi paternal, aprendiendo su apasionante oficio.


Gracias a la fascinación que al inicio tiene el pequeño “Totó” por las películas y sobre todo por la manera en que se proyectan en la gran pantalla, el espectador descubre el apasionante mundo del celuloide. Los fotogramas censurados por el cura del pueblo son guardados como un tesoro por el encantador Totó, que de vez en cuando los saca para imaginarse la escena, siendo él uno de los héroes de la película. Su amistad con Alfredo (Philippe Noiret) representa lo más conmovedor de la película.



La historia está planteada en tres etapas de la vida de Salvatore: de niño, de adolescente y de mayor (mediana edad). La más interesante es, sin lugar a dudas, la de “Totó”, interpretado por Salvatore Cascio, cuyos gestos e interpretación ayudan a que el espectador se enamore más de su personaje y se encante con las escenas en las que aparece, siendo la primera hora del metraje lo mejor de la película. Con el actor Marco Leonardi en la siguiente etapa, la historia se mantiene bastante bien, adentrándose en ella un nuevo personaje, Elena, con la que Salvatore tendrá un primer amor apasionado que no olvidará durante toda la película. Y eso es lo que falla en la última etapa. El actor Jacques Perrin interpreta a Salvatore después de haber pasado 30 años de su marcha a Roma. A su vuelta al pueblo natal por la muerte de Alfredo, un montón de recuerdos florecen en su memoria, volviendo a su mente la desaparecida Elena. La secuencia que mantienen juntos en un coche en su reencuentro es lo que sobra o se hace pesado del metraje adicional, siendo demasiado larga y rompiendo el ritmo de la película.



Pero quitando esto y algunos minutos más de la misma etapa final, Giuseppe Tornatore logró plasmar no sólo una época marcada por la censura, sino toda la belleza de los momentos mágicos que contiene la historia, como en la escena en que mucha gente se queda sin poder entrar en la sala de cine y Alfredo le propone a “Totó” darles un regalo, que no es otra cosa que proyectarles a la vez la misma película en la fachada de un edificio del pueblo, como si fuera un milagro. Sin embargo, esta escena, que es la más conmovedora junto con el final, va seguida de la escena más triste, en la que se incendia el proyector y en consecuencia, toda la sala, quedando Alfredo bastante malherido y ciego para siempre.



Premiada con el Oscar, el Globo de Oro y el Bafta como mejor película extranjera, así como el Premio Especial del Jurado en Cannes, o el Bafta y el European Film Award para Philippe Noiret por su espléndido papel, esta película engloba todo el trabajo que conlleva emocionar al público, mostrándonos películas de Jean Renoir, John Wayne, Antonioni, Charles Chaplin, Stan Laurel y Oliver Hardy, o carteles como el de Lo que el viento se llevó.



En definitiva, un lindo homenaje al séptimo arte que conmueve por su sencillez, con unas buenas actuaciones de Philippe Noiret y del pequeño Salvatore Cascio como el entrañable “Totó”, acompañado por la hermosa banda sonora del portentoso Ennio Morricone.




Leer critica Cinema Paradiso en Muchocine.net

10 piquitos de oro:

ElRinconDelTaradete dijo...

Esta es una pelicula muy bonita y de mucho sentimiento y amor por el cine. A mi me gusto..aunque se echan en falta mas secuencias clasicas de peliculas americanas..

Tobor dijo...

Qué gran obra maestra del cine, Música inolvidable. Y siempre emociona.
Saludos

Fantomas dijo...

Una de las mejores cintas que he visto. Una verdadera obra maestra que logra tocar la fibra más sensible del espectador. Un lujo a todo nivel. Grande Morricone y su hermosa banda sonora.

Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

Preciosa y precisa.

Sesión Golfa dijo...

Cine en estado puro. Buena manera de comenzar las vacaciones...

Ramón Ramos dijo...

Me encanta esta película. La escena en la que el reflejo de la película recorre la cabina de proyección para proyectarse en la calle es magistral.
Saludos,

BUDOKAN dijo...

La verdad que da placer rescordar estos films que tienen al cine como protagonista. Saludos!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Es absolutamente preciosa, una delicatessen en forma de amor al cine, estoy viendo cada vez mejores películas por el "quesito rosa" y yo que me alegro, aunque antes también adoraba este lugar XXDD.
Vaya dos seguidas, en sus géneros, la de Bava y ésta, dos geniales filmes.
La de la Brújula paso, directamente, jaja.
Saludos!!

darkerr dijo...

Que maravilla de pelicula, sin duda, un clásico para todo amante del cine.

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente película, sin lugar a dudas.
Una obra cinematográfica imprescindible a todo nivel, con una banda sonora fenomenal de un genio como Ennio Morricone.
Gran reseña, Saludos!

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats