Zombies en el avión (2007)

Llámalos como quieras, muertos vivientes, zombies, infectados… da igual, la cuestión es que están aquí, han regresado, como Stallone y LocoMía, y si los 90 no acabaron con ellos, nada podrá acabar con ellos. Los hay para todos los gustos y colores; apocalípticos, punkis, pandilleros, domésticos, lentos, rápidos como gacelas… Ellos sobreviven y se multiplican, como las cucarachas y los católicos, unos fruto de la superstición y el vudú, otros hijos de la ciencia, pero todos con algo en común, están muertos… ¡muertos de hambre! Y hoy, hay cerebro de azafata en el menú.


Un filme exploitation por definición es aquel que se adueña de ideas ajenas para rentabilizar el éxito en taquilla de otra película, por eso, que alguien se haya dedicado a copiar la mediocre (aunque muy divertida) Serpientes en el avión, que no brilla ni por su originalidad ni por sus aciertos, y que pasó por nuestras salas sin hacer demasiado ruido, como un ratón meando en algodones, me deja pasmado, boquiabierto y patidifuso, y debemos suponer que al director, Scott Thomas, le va la marcha y ha querido gastarnos una broma, colándonos la exploitation más absurda que uno pueda echarse a la cara, lo cual, en un principio, nos parece cojonudo, claro que sí.


La propuesta de Scott Thomas transcurre durante el vuelo nocturno de un avión de pasajeros con destino a París, cuyos tripulantes responden a los típicos clichés de producciones catastrofistas con trasfondo aéreo (la monja, el piloto apunto de jubilarse, el policía que escolta a un preso, el deportista famoso...) y aquí, aparte de enfrentarse a las consabidas turbulencias e inclemencias del tiempo, se las tendrán que ver también con la terrible amenaza que se esconde en la bodega de carga… ¡un zombie con jet lag!


Ésta calcomanía en plan zombie de Serpientes en el avión, no necesita de guión ni otras menudencias, pero sí de altas dosis de casquería, humor y mucho morro. El problema viene cuando el experimento se salda de forma irregular, ya que en el tête-à-tête que obviamente mantiene con la película protagonizada por Samuel L. Jackson, sale perdiendo, y eso es difícilmente perdonable.


Los escurridizos reptiles de Serpientes en el avión se zampan a chihuahuas, gatos, penes y tetas, y salen del váter, del canalillo de las chicas y de cualquier sitio imaginable, para liarla bien gorda, o sea que la peli es mala, pero divertida y gamberra (no se sabe muy bien si por convicción o por ineptitud, pero divertida al fin y al cabo), mientras que su versión zombie funciona, pero no la iguala en travesura y gamberrismo.


Zombies en el avión es un ejercicio del más voraz canibalismo cinéfago, una película de serie B con multitud de hemoglobina y situaciones disparatadas, ahí queda ese golfista que decapita a los zombies con un buen “swing” o el hecho de que, aunque estemos en un avión a 30.000 pies de altura, los zombies continúan surgiendo del suelo como si de un cementerio se tratara. Los tiroteos y las explosiones tampoco faltan, sin que haya por ello la correspondiente y lógica descompresión de la cabina (¡ah, puñeterías científicas!), y el sangriento remate final resulta tan cruento como hilarante, pero (sí amigos, aquí está el “pero” que todos esperábamos), uno tiene la sensación de que la broma debería ser mucho más desorbitada y descacharrante de lo que al final resulta.



Leer critica de Zombies en el avión en Muchocine.net

21 piquitos de oro:

Ramón Ramos dijo...

Esto suena a pretensión de sguir la estela de revival/homenaje a la serie B emprendida por el tandem Tarantino/Rodríguez con Death proof y Planet terror.
Saludos,

Samoth Erbauer dijo...

No se cuantas veces he montado en avión, puede que 10. Nunca he coincidido con un cura o monja de los de hábito negro. Pero en todas las películas sobre aviones aparece este personaje como una revelación del nefasto desenlace.

¿Alguien sabe a que se debe?

Si subo a un avión y me encuentro a una monja o cura de negro salgo por patas.

Kal Zakath dijo...

Es increible la cantidad de películas sobre zombies que están sacando últimamente, de mayor o menor calidad.
Mejor para nosotros los aficionados a lo macabro.

Möbius el Crononauta dijo...

La saga de aeropuerto, ¡eso sí que daba espanto! (y gozo)

Quim dijo...

Me recuerda a "Braindead, tu madre se ha comido a mi perro", pero más moderno. :)

Higronauta dijo...

Sólo faltó la Pataky autohomenajeándose, veo. Aunque, ahora que lo pienso, nuestra scream queen todavía no está lo suficientemente madura (laboralmente que no de edad, aclaro) como para tal osadía. Lástima.

Cinéfilo7 dijo...

Ya no saben lo que hacer con los zombies que ahora los hay incluso en el avión. Con el miedo que se pasa dentro para que tengamos pudor a los malditos zombies.Y el titulo no es muy original xD.
Saludos!!

Andres Pons dijo...

Jajajajjajajaja, Esta me encanto, lo que me rei con ella. No es que sea buena pero muy divertida.

Estrellita Mutante dijo...

Me morí de risa viendo esta peli en el maratón zombie de Sitges el año pasado. Sin duda fue la mejor.

Criss dijo...

Hola,
Tu blog está buenísimo. Ja,ja,ja cómo mola lo de Huhg Grant y Ray Liotta.
Ciao,

Criss dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ElRinconDelTaradete dijo...

Madre mia..Lo que molaria seria "Zombies en el Metro en hora punta". Al final con los Zombis pasara como a mediados de los ochenta que iran desapareciendo agotados...

Sesión Golfa dijo...

Las fotos son muy clarificadoras...

estanli cuvric dijo...

¿Se abre la veda de sugerencias? A ver...
-Zombis en Mercamadrid.
-Zombis en el Parlamento.
-Zombis en Telecinco (redund).
-Zombis en una fiesta de Ronald(inh)o.
-Zombis en el Lidl.
-Zombis en los Goya.

etc.

Higronauta dijo...

Iba a proponer Zombies en el Congreso pero, pensándolo mejor, casi que no, porque volveríamos a caer en el tópico de realizar dramas realistas celtibéricos y tampoco es plan.

Lucía dijo...

Yo intenté ver esta película hace un tiempo pero no lo conseguí ... Fue demasiado para mí,jeje.

Aunque tampoco conseguí acabar la de Samuel L.Jackson ... Supongo que no tengo aguante.

dragon negro dijo...

Es la pelicula ideal para una maratón de Sitges, y así fue el año pasado, la gente se lo paso bomba, el típico producto para ver con unos amigotes y echarse unas risas, que la cosa no da para más.

Fantomas dijo...

Ultimamente las películas de zombies aparecen hasta cuando levantas una piedra. Vaya racha!!.

Saludos.

Jorge - cinenovedades dijo...

Coincido con Fantomas, es increible la cantidad de películas de zombies que brotan del piso cada vez mas seguido.

Buena reseña. Saludos, Jorge.

Möbius el Crononauta dijo...

"Zombies en Zambia". Toma ya

Anónimo dijo...

pucha aunque la mejor pelicula de zombies, claro desde mi punto de vista es el amanecer de los muertos....

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats