Kill Buljo: The Movie (2007)

ATENCIÓN: esta crítica contiene ideas y conceptos que podrían herir la sensibilidad de un lapón borracho.



Una banda de pistoleros irrumpe en la fiesta de compromiso de Jompa, un bigotudo noruego. La convierten en un baño de sangre y se cargan a todo cristo, pero cometen un grave error. Pensaron que Jompa estaba muerto… ¡y no estaba un carajo muerto!


Yellow Bastard Production presenta esta película de Tommy Wirkola que, como los más avispados ya se habrán dado cuenta, parodia el Kill Bill de Quentin Tarantino, y lo parodia porque sí, ya que en ningún momento del metraje tienes la sensación de que la peli guste o disguste a los autores en sobremanera (a decir verdad, parece que el cine en general interesa a estos señores lo mismito que cavar zanjas). No me cabe duda que, si Kill Bill hubiera estado alquilada aquella trágica tarde en que el señor Wirkola bajó al videoclub de su barrio a agenciarse un DVD, de seguro que hoy estaríamos hablando de una parodia de Matrix, Piratas del Caribe, Rocky Balboa, o cualquier otra mamonada.



Pero metiéndonos en faena, en un principio lo de copiar la estructura narrativa de Kill Bill, ambientarla en Noruega y cambiar a la curvilínea Uma Thurman, que todos conocemos y amamos, por un señor con bigote (aborigen lapón para más señas), no me parece del todo mal. Es una total chifladura, eso está claro, pero una chifladura que puede tener su miga, lo que pasa es que más que una comedia de brocha gorda, Kill Buljo resulta ser una comedia directamente de escobilla del váter, ya que estamos hablando de una cinta donde abundan los chistes groseros y sexualmente ofensivos, el humor escatológico y homófobo, los sketchs sonrojantes y las escenas de sexo con animales. Una bazofia, vamos.


Si te propones hacer una caricatura del cine de Tarantino, digo yo que lo primero que se pasará por tu cabeza será recoger los rasgos más marcados de su cine (encuadres, vestuario, diálogos y demás mandanga) y exagerarlos para crear comicidad, pues no, el señor Wirkola ni está por la labor, ni le pone puñeteras ganas, así que no esperen encontrar en Kill Buljo ningún atisbo del “Tarantino way of life”. Ni fetichismos por los pies femeninos, ni Zippos, ni “Big Kahunas”, ni cigarrillos “Red Apple”, ni el consabido plano desde el interior de un maletero, ni nada de nada. Ningún guiño a los fans ni ningún amaneramiento o complicidad, ¡y eso que con Kill Bill lo tenían a huevo!



Mientras circulan por la cinta una colección de sombreros que harían morirse de envidia al mismísimo Jamiroquai (muy crueles todos ellos, por cierto), en vez de a Bernard Herrmann o a Nancy Sinatra, podemos escuchar a bandas de rock noruego como los Banana Airlines y ver a diferentes tipos duros soltar amenazas vestidos con trajes regionales, lo que da por pensar que el director debe de ser muy patriota, pero flaco favor le está haciendo a su país, ya que de la pinta de gilipollas no se salva nadie. Los polis no tienen pinta de polis, ni las camareras pinta de camareras, porque ellos parecen peleles y ellas estrellas del porno.


La verdad es que uno ya sabía en el fregado que se metía al ver esta especie de Torrente noruego (que no iba a ser una peli a lo Liv Ullmann era evidente), lo que pasa es que ya que está teniendo un relativo éxito en Japón, Polonia, Turquía, Alemania, Tailandia, Francia, Brasil, Rusia, Portugal y Bulgaria, y que en América ya han comprado los derechos para encasquetarnos su versión, la cosa no tenía porque ser tan terrible, pero lo es, no lo duden. La cinta tiene un acabado visual pobre, pobre, chistes estúpidos, escenas de acción salchicheras, interpretaciones de telediario, coreografías torpes y un vestuario que tira para atrás, es mala hasta decir basta.



La frase: “Usted es una aborigen lapona, y una mujer. ¿Cómo quiere que haya respeto?”


Leer critica de Kill Buljo: The Movie en Muchocine.net

10 piquitos de oro:

Sesión Golfa dijo...

Dioooooooos. Qué bueno. Tu "apellido" no está mal puesto, compañero.

bender dijo...

cawen las parodias de éxitos comerciales, no tenemos bastante con que este ahora en cartelera esa chorrada de "casi 300"(anda que no estan desfasados los chistes de las escenas que aparecen en su publicidad)
un saludo

http://palomitasrancias.blogspot.com/

Higronauta dijo...

"una cinta donde abundan los chistes groseros y sexualmente ofensivos, el humor escatológico y homófobo" Me ha hecho llorar de la emoción, pues casi pensaba que todo eso se había extinguido, cinematograficamente hablando, con el siglo pasado.

La Butaca dijo...

jajaja sí señor, una idea tan cojonuda como surrealista la del lapón.

http://labutacaverde.blogspot.com

Nano-Historias dijo...

Una auténtica bazofia a tenor de lo que nos cuentas y del trailer, pufffffff.

PD. sí, las actrices parecen otra cosa.
PD2: los polis parecen maníacos sexuales.

Jorge dijo...

Que cosa rara esto!!! No tenía ni idea de que existía.

Igualmente por lo que comentas es muy pero muy mala.

Buen informe. Saludos.

Andres Pons dijo...

¡Joder! Cuando se estrena esto o ya se estreno en dvd. Tengo que verla.

Fantomas dijo...

Se ve realmente mala....una completa bazofia.

Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

Ah, la nostalgia de los fiordos! Un buen fiordo como este no se ve todos los días.

tomas dijo...

Pues tengo que admitir que me ha dejado profundísimamente interesado eso de que las camareras tienen pinta de estrellas porno.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats