Alias. Serie completa.

Buenos días, soy el jefe Dreyfus, es viernes y volvemos a echar un vistazo al mundo de la televisión analizando los más de 4.200 minutos que constituyen la serie que hoy nos toca (que si ya suele resultar chungo analizar los 90 minutos de una película de duración media, esta actualización se puede convertir en un auténtico infierno). Total, que empieza la serie y al cabo de pocos minutos aparecen las letras que forman el título, en color blanco, dando vueltas sobre un fondo negro, para rematarlo con un "created by J.J. Abrams". ¿Les suena de algo? Pues a pesar de lo que pueda parecer hoy no toca hablar de Perdidos, hoy toca hablar de su antecesora: Alias... ¡Empezamos!

La serie empieza con el reclutamiento por parte de la C.I.A. de una joven y guapa estudiante llamada Sidney Bristow (de grandes orejas y con más espalda que el armario empotrado de mi habitación) que después de un duro período de prueba pasa a convertirse en la espía estrella del SD-6, una división secreta de la propia C.I.A. Total, que a la chica la mandan a un huevo y medio de misiones super peligrosas, en gran variedad de países (visita España en varios capítulos) y, normalmente, disfrazada con ridículas pelucas (auténtica piedra angular del kit del buen espía por lo que se ve en esta serie) para recuperar valiosos objetos para la seguridad nacional o para desbaratar los planes del loco de turno que quiera cargarse al mundo, según se tercie. Pues en estas estamos, cuando la joven espía, un buen día, se acabará dando cuenta que ha estado haciendo el primo, descubriendo que en lugar de trabajar para la C.I.A., que es lo que le habían hecho creer a la muy pardilla, está trabajando para una organización de malos muy malos y que, en el fondo, ha estado ayudando y trabajando para las personas que "la pelucas" creía estar luchando. De esta manera todo su mundo se va a venir abajo en menos que canta un gallo y, sin saber muy bien a quien acudir, acabará trabajando para la auténtica C.I.A. como espía doble en el SD-6, sin poder contar nada a sus compañeros, muchos de ellos engañados al igual que ella, con la única ayuda de otro agente doble infiltrado en la organización: su padre (un estirado que parece que lleve siempre metido el palo de una fregona por el culo y una cara de poker imborrable), con quien nunca ha tenido demasiado contacto. ¡Y todo ésto en el primer capítulo!

Aparte de la propia Sidney y el estirado de su padre, algunos de los personajes habituales de la serie son: Arvin Sloane, el malo oficial y máxima cabeza visible del SD-6 (para entendernos sería el Ben de Perdidos); Michael Vaughn, será el contacto de la C.I.A. con "La pelucas" y el que le encargará las misiones de contraespionaje; Marcus Dixon, su compañero de misiones en el SD-6; Marshall, el informático y especialista en gadgets del SD-6, que actúa como contrapunto cómico; Will, periodista amigo de Sidney al que le gusta meter las narices donde no le llaman; y Francine, la mejor amiga de Sidney y su compañera de piso, quien no sospecha nada de lo que le rodea. Pero, analicemos cada temporada, aunque sea de forma muy reducida:

Primera temporada. 22 episodios. La serie empieza con el rollo que os he soltado un poco más arriba, y sigue con las misiones de contra espionaje de "La pelucas" que, aunque al principio entretiene, rápidamente te acabas cansando por ser siempre lo mismo. Todo esto cambia cuando, muy poco a poco, nos van introduciendo lo que, en realidad, será la trama predominante en toda la serie: Rambaldi. Rambaldi era un tipo que vivió hace más de quinientos años y que, al parecer, era una mezcla entre da Vinci y Rasputín: un inventor cuyas obras están esparcidas por medio mundo y del que corre la leyenda de que en ellas se esconde un gran secreto, además de un hombre cuyas profecías se han ido cumpliendo a lo largo de los años (e incluso una de ellas tendrá a "la pelucas" como protagonista). En esta primera temporada ya empezamos a ver destellos del Abrams que conoceríamos posteriormente en Perdidos (hay un capítulo donde la prota encuentra enterrada una compuerta metálica, en medio de un desierto Argentino, con unas escaleras para bajar por un estrecho y oscuro túnel... ¿les suena esto también de algo?). Además, encontrarán alguna cara conocida como la de Roger Moore (con su flema, por supuesto), el sr. Lock de Perdidos y un muy excitado Quentin Tarantino (fan declarado de la serie), que aparece en un capítulo doble que es de lo mejor de toda la temporada.

Segunda temporada. 22 episodios. Un nuevo personaje salido del pasado de "la pelucas" será el protagonista de esta segunda temporada, con el permiso de los anteriormente ya mencionados. Nuestra prota no lo pasará bien en esta segunda temporada donde tendrá que luchar entre sus sentimientos y su cerebro. Por lo demás, Sidney seguirá luchando contra Arvin Sloane con todas sus fuerzas y cumpliendo misiones varias en países situados geográficamente en el culo del mundo, terminando bastante bien la temporada y con un último capitulo donde asistimos a una brutal y muy conseguida lucha final entre nuestra prota y una rival. ¡Ah, y por si lo dudaban, en esta temporada también tenemos historia de amor! Esta segunda temporada mejora algunos puntos su predecesora, siendo en general bastante más interesante, aunque le sigue faltando entrar más a saco en la trama principal en lugar de perder demasiado el tiempo con capítulos sobre "misiones imposibles" donde siempre es lo mismo: nuestras fuentes han detectado...blabla... hay que encontrarlo...blabla... es muy importante...blabla... Sidney contamos contigo, Marshall te explicará los detalles... blablabla. Más caras conocidas, en esta segunda temporada encontramos a Christian Slater y a Ethan Hawke paseándose por algún capítulo.

Tercera temporada. 22 episodios. Empieza la temporada y todo está patas arriba, haciendo que todo lo que creíamos sabido a lo largo de las dos temporadas anteriores, se venga abajo con pasmosa facilidad, a lo que se sumará la entrada en escena de una nueva organización de malos llamada "El pacto" que tendrá mucho que ver con todo lo que está pasando y que, por si no fuera suficiente, también se interesará por la figura de Rambaldi y los misterios que le rodean (eramos pocos y parió la abuela). En esta temporada "La pelucas" perderá gran parte de su inocencia y buen rollito (las circunstancias así lo exigirán) volviéndose menos pánfila que en las dos temporadas anteriores y ganando en madurez, que falta le hacía. Sin duda alguna, esta tercera temporada es la mejor de toda la serie, de lejos, resultando muy interesante y consiguiendo atrapar mucho más de lo que lo habían conseguido sus predecesoras, creciendo en misterios y suspense y, en definitiva, dejando al espectador con ganas de más después de cada episodio. Por cierto, que la música cuando salen los malos o se crea un momento de tensión es clavadita a la de Perdidos cuando aparecen los otros (¡clavadita!). Caras conocidas que se dejan ver en esta temporada: David Cronenberg, en un par de episodios con un divertido papel de científico colgado y David Carradine, haciendo su kung-fu y sus cosas.

Cuarta temporada. 22 episodios. "La pelucas" y los demás coleguitas que ha ido haciendo durante las tres temporadas anteriores (la chupipandi) se juntan en una división secreta de la C.I.A. para seguir haciendo sus cosas. Más misiones, más riesgos y, bastante hacia el final, vuelta al mundo Rambaldi. Sin duda alguna la peor de las cinco temporadas, con muchos capítulos vacíos que empiezan y acaban sin más trascendencia dentro de la trama, aparte del hecho de la misión propiamente. Es la única de las temporadas que no empieza con un "en anteriores capítulos" precisamente porque tampoco es que interese demasiado. Además, para colmo, algunos de los personajes empiezan a cambiar su personalidad más por necesidad de alargar la serie que debido a la evolución lógica del propio personaje. En general bastante olvidable aunque hacia el final se anime un poco la cosa. Entre las caras conocidas encontramos a la Vivica A. Fox (de Kill Bill), Angela Basset, Isabella Rossellini o Sonia Braga.

Quinta temporada. 17 episodios. Durante el principio de la temporada asistimos a una especie de relevo generacional que, aunque no sea del todo interesante, si es necesario debido a que "la pelucas" estaba embarazada en la vida real y no estaba como para saltar de edificios ni hacer patadas voladoras. Además muchos de los personajes aparecidos durante las cuatro temporadas anteriores se van pasando por ésta a modo de despedida. Hacia el final parece que recuerden que la cosa se está acabando y se ponen manos a la obra intentando dar solución a las dudas abiertas desde el principio de la serie y de las que parecía que casi se habían olvidado. Definitivamente todo acaba volviendo a su sitio para concluir la serie con un final bastante logrado y unos últimos capítulos bastante interesantes. Mucho mejor que la temporada anterior, mucho más interesante, atrapando nuevamente al espectador pasada la mitad de la temporada y solucionando la serie de forma eficaz y bastante conseguida. El problema es que debería haber llegado mucho antes y sin dar tantos rodeos innecesarios en la trama.

Evidentemente me dejo muchas cosas, que cinco temporadas dan para mucho, pero obviamente he procurado no desvelar nada que no se pueda desvelar para no joder a nadie que todavía no haya visto la serie y pretenda verla algún día. En España la serie se emitió en Telecinco, (en principio los domingos por la tarde, aunque cambió en diferentes ocasiones de horario) sin conseguir el favor del público y, posteriormente, fue emitida por Cuatro, con igual fortuna.

Resumiendo (que buena falta hace): Buena serie de espionaje y misterio que hubiera resultado mucho más brillante si, en lugar de las cinco temporadas de duración, la cosa se hubiera quedado, simplemente, con dos o, como máximo, tres (nos habríamos ahorrado muchos capítulos coñazo, la verdad, y habrían ido mucho más al grano).


8 piquitos de oro:

Captain Howdy dijo...

A mí fue una serie que me gustó, menos la cuara temporada que me pareció un soberano coñazo, y la trama esa de Vaughn (que no digo lo que hay por si alguien no lo ha visto) fue estirar mucho el chicle.

Por lo menos se le dio un final muy digno, cosa que estaba muy difíc entre tanto giro y embarazo de por medio.

'La Pelucas' jajaja, me ha matao

Salu2

redrum dijo...

Entretenidísima serie, aunque repetitiva y en ocasiones confusa. Tanto artefacto al final te acaba dando igual para que sirve.

Siempre se compara con Nikita, pero al menos a nivel de producción, Alias está mucho más elaborada.

¡Gran repaso! ¡1 saludo!

Machete dijo...

Madre mía como te acordabas de la primera, yo con Perdidos ya no me acuerdo ni de la mitad de las cosas. No puedo entender por que coj.... alargan tanto las series.

Möbius el Crononauta dijo...

¡Bastante series pendientes tengo ya! Si añado otra sí que acabaré perdido si

darkerr dijo...

Muy buena revisión, me hace falta porque siempre le pierdo la pista a ésta serie, por Latinoamérica la están repitiendo desde la segunda temporada, me parece. La primera temporada me gustó mucho aunque no terminé de verla, la ponian muy tarde. Luego he visto capitulos sueltos de la 3, 4 y 5ta temporadas, lo que no es buena idea, de hecho el capitulo final lo ví por pura casualidad, no sabía que era el final. Por cierto, el padre de Sydney tambien tiene tremendas orejas, muy lógico.

Sesión Golfa dijo...

Lo de siempre: estirar el chicle. Pero en general, buena serie y estupendo repaso, completísimo. Saludos.

Jan dijo...

Cecil, estuve leyendo tus críticas en Mucho cine y la verdad que son increíbles. Más allá de coincidir en casi todos los aspectos, digamos, estéticos, me identifico mucho con ese amor por un cine con pelotas incentivado por la bella locura. La mejor que leí fue la de Richard Kelly y coincido totalmente (los neo marxistas, oh Dios!). Festejo tu sensibilidad, inteligencia y lucidez narrativa para dar crónicas de la ostia.

Tropic Thunder está bien. Excelente las demanas de Jack Black cuando está maniatado y cuando Ben Stiller arroja a su retoño al carajo cuando se activa como un Chuky vietnamita.

Saludos!

lembd dijo...

le perdi la pista a la serie con el aluvion de series que habia en los comienzos de cuatro

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats