Divorcio a la italiana (1961)

Elprimerhombre ha visto Divorcio a la italiana, de Pietro Germi, una película de humor negro, considerada por los críticos como una de las "comedias a la italiana" que se realizaron entre finales de los años 50 y finales de los 70.

La historia nos la cuenta en voz en off el Barón Don Fernando Cefalú (Marcello Mastroianni), que vuelve en tren a Agramonte (Sicilia) después de 3 años, recordando lo que sucedió en aquel verano tan importante para él. En aquel entonces, angustiado por su matrimonio con Rosalía (Daniela Rocca) después de 12 años de fidelidad, no hacía otra cosa que pensar en Angela (Stefania Sandrelli), una bella prima suya de 16 años que estudiaba en un convento de monjas llamado "los Siete Dolores" y que solía pasar los veranos en el palacio de los Cefalú, en el que desde hace tiempo viven por separado las dos familias enemistadas, la de Don Gaetano Cefalú, padre de Don Fernando, y la de Fifidda, hermana de Gaetano y casada con un tipo llamado Calogero, que se ha apoderado de gran parte de la riqueza de los Cefalú. A partir de aquí veremos cambios en el pensamiento de Fernando, que llega a imaginar el asesinato de su mujer para poder estar con su querida Angela.

Además del propio Pietro Germi, Ennio de Concini y Alfredo Giannetti también formaron parte de la creación del guión de la película, consiguiendo el Oscar al mejor guión original. Germi empezó su carrera como actor, pero en sus primeras películas como director contó con la colaboración, en el guión de varias de sus películas, de Mario Monicelli y sobre todo de Federico Fellini, de quien hace un guiño en esta película poniendo La Dolce Vita en el cine de Agramonte, revolucionando de esta manera a toda la gente del lugar, ya que según se comenta, sus imágenes son de alto contenido erótico. A raíz de la sugerente y sensual imagen de Anita Ekberg, el novio de la hermana de Don Fernando, después de que esta le eche una mirada recriminatoria, le dice que sólo es "un mamífero de lujo, sin alma".

Divorcio a la italiana pretende ser un claro ejemplo de la sociedad de aquella época, exagerando por supuesto con bastante humor el valor que se tenía por el honor de la persona, siendo el homicidio una culpa menor si era por algo de "cuernos". Ocasión que aprovecha Don Fernando para planear un encuentro con algún hombre que pueda llegar a ser el amante de su mujer, descubriendo poco tiempo después unas cartas dirigidas a su esposa por un tal Carmelo Patané.

Con una buena fotografía y sobre todo con la música de Carlo Rustichelli, Pietro Germi consigue entretener con una gran actuación del siempre interesante Marcello Mastroianni. Pero a partir de aquí, se le puede atribuir algún defecto. La dirección del film es bastante correcta pero algunos planos o quizás algunas escenas no están del todo bien resueltas, como el mismo final, poco creíble y bastante típico. Además, lo más destacable es que toda la trama que se idea Don Fernando para poder estar con Angela está bien planteada pero mal rematada. Es una lástima que no se vaya mucho más allá de lo que al principio pueda aparentar, siendo el comienzo del film lo más interesante, con una estupenda introducción del personaje de Mastroianni y una melodía preciosa evocando aún más la nostalgia del recuerdo. Es en esos primeros minutos cuando la acción de la película es mucho más ágil y más interesante, y realmente vemos a un Don Fernando angustiado, harto de su matrimonio, mostrando por sus caras y gestos esa falta de cariño hacia su esposa, caracterizada siempre con un poco de bigote y cejijunta.

Siendo una comedia satírica no llega a ser tan mordaz como podría haberlo sido, quedándose uno con las ganas de entretenerse más con la imaginación de Don Fernando y no tanto con la grabadora que utiliza para pillar in fraganti a su esposa con el amante, sin utilizar del todo el tono cómico del gran Mastroianni y ralentizando la acción de la película. Y para más inri, Mastroianni exagera demasiadas veces un tic que hace con la boca, normalmente ejecutado cuando las cosas siguen su cauce o cuando está nervioso, de ahí que roce por algún momento la parodia hacia sí mismo.

En definitiva, una comedia entretenida con un buen Mastroianni que sin embargo falla a la hora de desarrollar toda la trama planteada en sus primeros minutos.

Un saludo!



Leer critica Divorcio a la italiana en Muchocine.net

9 piquitos de oro:

troncha dijo...

Estoy de acuerdo contigo en el comentario que realizas, la verdad es que Mastroniani podía haber dado más de si.

Saludos...

Anatolia dijo...

Estimado primerhombre,

Con Mastroianni no soy demasiado objetiva, me seduce y me atonta siempre. Ya sea en frac, bailando con Giuleta Massina o en camiseta de tirantes blanca llamando a voces a Sofía Loren.Supongo que como todos los grandes, las pequeñas imperfecciones los hacen todavía más entrañables.
He de volver a verla, apenas la recuerdo.
Encantadica de que te ocupes del cine italiano,

Nos vemos en los billares

Pablo dijo...

Extraordinaria película, al igual que extraordinaria reseña, amigo mio.
Muchas gracias por paserse por mi blog, y por sus estimulantes palabras. Pero por lo que he visto aquí,poco tengo que enseñarle, si acaso, tengo yo que ser alumno suyo. Un cordial saludo.
http://pablocine.blogia.com

Tanyluz Sciortino dijo...

Hola! Gracias por pasarte por el mío. Saludos!

Tanyluz Sciortino dijo...

Hola! Gracias por pasarte por el mío. Saludos!

Jordim dijo...

Esta de mastrioani me la epunto..

Captain Howdy dijo...

Golfísima comedia que se ve con mucho agrado. Para mí no es que Mastroniani no esté bien, es que está un pelín sobreactuado.
De todas maneras sigue siendo de los actores que mejor trayectoria tuvieron en el mundillo.

Salu2

Hector.Luna dijo...

Saludos, Jefe.

No conocía tu blog. Muy bueno.

Akematon dijo...

Si tienes tiempo y ganas pasate por mi blog y le hechas un vistazo y si t gusta puedes votarme en el concurso 20minutos en la categoria de mejor blog personal.

Saludos desde

http://akematon.blogspot.com/

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats