Prison Break. 3ª Temporada

Aviso: Quien no haya visto todavía la primera y segunda temporada de Prison Break y tenga intención de hacerlo, le aconsejo que NO SIGA LEYENDO. Por el contrario, la gente que no haya visto o todavía no haya terminado la tercera temporada, puede leer tranquilo que no voy a desvelar nada.

A ver, ¿la serie de que va? Pues la cosa va de un señor llamado Michael Scofield, que está dispuesto a ingresar en prisión para luego poder fugarse junto con su hermano, Lincoln Burrows, condenado a la pena de muerte por un crimen que no cometió (seguro que en otra época le habrían hecho un hueco en el Equipo A). Para ello, el Scofield, tiene un plan: tatuarse los planos de la cárcel en ese cuerpo suyo que tanto gusta a las mozas, para lograr escapar (¿adivinan donde se ha tatuado el túnel?). Este vendría a ser el punto de partida de la serie. ¿Y que queda en esta tercera temporada de todo aquello? Nada. Cero patatero. Es más, la poca cordura que le podría quedar a la serie se ha ido definitivamente al garete.

La primera temporada tenía veintidós episodios y, como he dicho, iba de la fuga de la prisión de Fox River por parte de los dos hermanos y, casi casi, cualquiera que quisiera apuntarse a la fiesta. A pesar de ser un punto de partida un poco pillado con pinzas la serie tenía gracia por aquello de saber aguantar bien la tensión (que tiene cojones que una peli de dos horas no sea capaz de mantener la tensión tan bien como lo hacían en esta serie durante más de dieciocho horas) y dejar al espectador con ganas de saber que sucedía en el siguiente episodio. A todo esto también se le debería sumar el buen hacer de los personajes secundarios de la trama (la abogada no, todo el mundo odiaba a la abogada), como Sucre (el compañero de celda de Scofield), John Abruzzi (un mafioso con malas pulgas), Theodore Bagwell (un cabronazo de mucho cuidado terriblemente encantador) o Sara Tancredi (la doctora de la prisión que le hacían los ojos chirivitas cada vez que veía el torso tatuado del amigo Scofield y él le ponía esa mirada suya de tio interesante).


La segunda temporada también tenía veintidós episodios y, si la primera temporada consistía en escaparse de una prisión, la segunda temporada simplemente consistía en escapar sin más. Un nuevo personaje entra con bastante fuerza en esta temporada, el agente del F.B.I. Alexander Mahone, encargado de capturar a los fugitivos que campan a sus anchas por todo el país, aunque detrás de él sigue mandando la misma organización que ya metió a Lincoln Burrows en prisión como cabeza de turco. La temporada empezó interesante y resultona, pero el espejismo aguanto apenas hasta la mitad donde la cosa empezó a tambalearse hasta irse al traste bastante hacia el final cuando alguno de los personajes se fuga del país.

En principio la serie debería haberse acabado aquí y todos tan contentos y aquí paz y después gloria, pero los productores, que son unos jodidos, quisieron seguir mamando de la teta y volvieron a meter a Michael Scofield en otra prisión, esta vez en Panamá, para seguir con una serie que ya no daba para mucho más.

La tercera tempora solamente tiene trece episodios (sin duda alguna una de las mejores noticias) y la acción transcurre en una prisión en Panamá, llamada Sona, de la cual nadie se ha fugado jamás, donde manda un tal “Lechero” (un capo de la droga) y sus secuaces. Michael Scofield no solo deberá fugarse de la prisión, sino que deberá hacerlo en tan solo tres días y, además, llevándose con él a un tal James Whistler, que al parecer tiene unos datos que interesan a “la compañía”. Ah, y no duden ni por un momento que durante esta temporada seguirán apareciendo viejos conocidos de las dos temporadas anteriores. Por cierto, ¿tiene alguna lógica que en medio de Panamá y con un calor de cagarse el Scofield se tire toda la temporada en manga larga y sudando como un cerdo, total para no tenerle que pintar los putos tatuajes (que llegados a estas alturas ya no importan nada)?

Esta serie fue una de las más perjudicadas por la huelga de guionistas del año pasado (por eso esta temporada solo tiene trece episodios), el problema es que al parecer cuando los guionistas volvieron al tajo lo hicieron sin putas ganas de trabajar y pasando de todo, porque sino es que no se entiende. La trama nos recuerda poderosamente a la de la primera temporada, pero con menos gracia y con una sensación constante de: esto me suena, esto ya lo he visto yo… Encima los nuevos personajes de esta tercera temporada no son ni la mitad de interesantes y los viejos ya huelen un poco a quemado (y eso que probablemente se mantienen los mejores). El único punto fuerte que sigue mostrando la serie es el de saber mantener la tensión y transmitirla al espectador, aunque a estas alturas como que ya nos la suda todo un poco. A todo esto añádanle un horroroso capítulo final donde aparentemente nada de lo que nos están contando no tiene ni el más mínimo de los sentidos y donde podrán encontrar fallos de guión hasta aburrir.

Y a todo esto, ya han confirmado que habrá cuarta temporada, que seguirá estando de más, aunque esperemos que, por lo menos, intenten currársela un poquito más, que no le vendría nada mal.

10 piquitos de oro:

Angus dijo...

Completamente de acuerdo. Como dije ne mi crónica, muy entretenida pero han perdido el rumbo. Pero bueno, Lost hace tiempo que anda como pollo sin cabeza y la gente flipa con ella...

Machete dijo...

Pues si por desgracia tienes toda la razon la serie se ha ido desinflando poco a poco...aunque sigo viendola con la esperanza de que retomen el argumento de las dos temporadas anteriores y se aclare todo de una vez por todas.

pd. tanto tiempo de mi vida invertido para esto :-(

Lucía dijo...

Yo no sé si la cuarta la aguantaré ya ... La tercera ha sido tan tan floja!!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

A mi personalmente me gusta mucho la tercera temporada, aunque si que es verdad que ha bajado el nivel con respecto a las dos primeras temporadas, es lógico, lo raro sería el caso contrario, que casi nunca pasa (la excepción "El Séquito"), o con suerte se mantiene (la tercera de Lost es inmensa).
Prison Break está muy bien.
Saludos!

Alazne [Kitano Girl] dijo...

a mí la primera me enganchó, enganchadísima estaba, emepcé con la segunda y lo dejé por la mitad, me aburrió, lo mismo me paso con perdidos, que en la tercera a medias lo dejé, lo siento, me aburrió tanto giro y giro, la única serie que me he tragado enerita ha sido Six feet Under o A Dos Metros Bajo tierra, sus 5 temporadas son brutales.

a ver si la supera alguna serie
ah y viva la HBO y sus series

natàlia dijo...

Yo sólo he visto la primera temporada luego ya perdí el hilo.Por cierto,he oído que preparan segunda temporada de Californication.Alguien sabe algo?

Jorge - cinenovedades dijo...

Yo soy un fana de la serie desde el primer capítulo de la temporada inicial. Me encanta esta serie.

A decir verdad, me gusta bastante la tercera temporada, (aquí en Argentina vamos por el capítulo 10 de 13) y espero que la cuarta temporada siga con la misma linea que temporadas anteriores.

Saludos, Jorge.

Cinéfilo7 dijo...

soy un enganchao a esta serie.
Es, para mi, la mejor serie. Ya que no soy de ver muchas series.
La 2º temporada, la mejor.
Spolier.


Cuando acribilla a Abruzzi y Twinner, fantastico e inesperado, por eso es uno de los momento mas emotivo y a la ver mortal.
saludos!!!!!

Cinéfilo7 dijo...

Aunque un poco si que ha bajado el nivel con respecto a las dos anteriores, pero sigue siendo increible. El lechero es un gran descubrimiento, es el que mete baza al tema.

Anchiano dijo...

Ni esta, ni Lost me han llamado mucho la atención. De hecho, creo que no he visto ninguno de los episodios. Uno de los compañeros de piso intentó ponerme al día de la trama, pero lo cierto es que me dió un poco igual.
Tengo pendientes, la mitad de la primera temporada de "Héroes" y el cuarto episodio en adelante de "Dexter".
De todas formas, creo que este tipo de fórmulas terminan por agotarse sin remedio, sobre todo si el argumento da para pocas alegrías.
No sé, pero quhe la fuga de una carcel y las aventuras de los supervivientes de un accidente de avión, con oso polar de por medio, den para tantas temporadas puede significar dos cosas: que los guionistas son poco menos que hechiceros o que la gente directamente se traga lo que sea.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats