Dexter. 1ª Temporada

Buenos días, soy el jefe Dreyfus y, a pesar de que reconozco tener cierta tendencia hacia la casquería en lo que a crítica televisiva se refiere (creo que lo he demostrado con creces), a veces resulta conveniente y es de justicia, reconocer que últimamente estamos viviendo una época dorada en lo que a series se refiere (especialmente americanas, que aquí seguimos a lo nuestro con “Los Serrano” y “Los hombres de Paco”, que si funcionan para que te vas a arriesgar a quitarlas, que también es verdad). Actualmente estoy siguiendo varias series, terminando la temporada de una y empalmándola con otra temporada de otra, y una de las últimas a las que me he enganchado cosa mala es a Dexter, de la que hace relativamente poco terminé la primera temporada y ya estoy ansioso por empezar la segunda.

Michael C. Hall es Dexter, un poli que trabaja para la oficina criminalística de Miami (¡pero tranquilos les aseguro que en ningún momento sale Horatio asomando su cabeza naranja, gracias a Dios!) y es, digamos, el especialista en sangre de la oficina. Suyo es el trabajo de analizar la sangre de los escenarios de un crimen e intentar aportar información sobre los asesinatos. Hasta aquí todo normal, lo que pasa es que el amigo Dexter tiene un hobby poco habitual, y es que además de estar al servicio de la ley, de vez en cuando también se dedica a ser un asesino en serie (hay que ver, como sube esta juventud) y aprovecha para aplicar todos sus conocimientos en cargarse a la peña, intentando mantener una regla de oro: solo matar a la quien realmente se lo merezca, con el objetivo de calmar sus ansias de sangre (por si no tuviera suficientes con su trabajo, se entiende).

Si, si, visto así lo cierto es que la serie tiene una trama un poco tronada, pero lo cierto es que a la hora de la verdad la serie es brutal. En esta primera temporada (les aseguro que no desvelaré nada de nada, pueden seguir leyendo tranquilamente) nuestro antihéroe se enfrenta a otro asesino en serie que tiene la peculiaridad de trocear a sus víctimas y dejar sus cuerpos sin una sola gota de sangre. No hace falta decir que eso llamará poderosamente la atención de nuestro protagonista y del resto del cuerpo de policía, incluida su hermana con quien trabajará codo con codo para lograr capturar al asesino.

Pero es que la principal cualidad (¿se puede llamar así?) de Dexter no es que el hombre sea un poco asesino ni nada, lo realmente atrayente del personaje es su absoluta y total falta de sentimientos y su frialdad a la hora de abordar cualquier actividad (ya sea cepillarse a un asesino o cepillarse a su novia) presentándonos a un personaje absolutamente vacío por dentro, totalmente hueco, incapaz de interrelacionar con el resto de la sociedad, que tiene que interpretar un papel en su día a día para intentar parecer normal a los ojos de los demás. Y esa será al fin y al cabo su labor más dura y penosa pues, de lo contrario, los que le rodean podrían empezar a sospechar sobre él corriendo el riesgo de destaparse todo el pastel.

Pero es que además, Dexter es una serie brillante de cabo a rabo (es como el cerdo, que todo se aprovecha), empezando por unos títulos de crédito geniales e hipnóticos que consiguen atraparte en apenas un minuto y sin necesidad de haber visto nada más; con un primer capítulo piloto brutal, donde ya quedan asentadas las bases del juego, donde nos presentan a los personajes y nos meten ya de lleno dentro de la trama principal de éstos doce primeros episodios y con un final de temporada que va en aumento consiguiendo transmitir tensión pura y dura al espectador y con un capítulo final que te mantiene pegado a la pantalla y que resulta ser un gran ejercicio de cómo resolver una temporada entera en apenas cincuenta minutos dejando al espectador contento, satisfecho y con ganas de más. Y es que algo dentro de mi, mi lado más pesimista y derrotista, me dice que no puede ser, que la segunda temporada no podrá, por mucho que quiera o lo intente, estar a la altura de esta primera, pero, por otro lado, ¿y si lo consigue?

Los que ya hayan visto la serie sabrán de que estoy hablando, los que todavía no haya podido quizás todavía no lo sepan, pero se están muriendo de ganas de hacerlo. En España, al final, creo que se la ha quedado cuatro, así que yo que ustedes no me la perdería. Muy recomendable.

12 piquitos de oro:

Sesión Golfa dijo...

Le daré una oportunidad. Saludos, crack.

Nano-Historias dijo...

a mí me parece una gran serie, y el actor demuestra que no sólo es el hermano frsutrado de a 2 metros bajo tierra (otra pedazo de serie, como la copa de un pino).

totalmente de acuerdo con su crítica.

Marc dijo...

Dos puntos más a favor de la serie: Su banda sonora y su fotografía.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Vi los primeros 7 capítulos en Fox y me enganchó, es increible como el gran momento de la tv americana crea producciones de este tipo, una serie así hace años hubiera sido impensable. Después llegó la navidad, perdí el hilo y ya no pude seguirla, la seguiré en Cuatro cuando la den de nuevo, pero es totalmente recomendable. Estupenda.
Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Ultimamente no soy muy seguidor de series de televisión, pero "Dexter" suena como algo un poco torcido e interesante. Tal vez le de una oportunidad en DVD o algo así.

Saludos

Jorge dijo...

Que interesante la reseña. Me llama mucho la atención esta serie, nunca tuve oportunidad de verla, pero me dieron muchas ganas.

Saludos.

Mario dijo...

Suscribo lo dicho al 100x100.

La serie me produce sensaciones sólo igualables a las que obtuve revisionando Twin Peaks hará unos 4 años... y eso que sólo he visto la primera temporada!

Un saludo!

Dark Varoken dijo...

me he quedado por el capítulo 10 y no puedo esperar a ver los 2 últimos de la 1ª temporada, qué tensión, qué calidad,... saludos y suerte a Hugh Grant.

tomas dijo...

Genial serie, la empece a ver y me engancho hasta el final. Me parece genial la manera en la que las tramas el cruzan. Y Dexter... simplemente magnífico, me recordó al Patrick Bateman de American Pshyco... pero en versión simpática

nonasushi dijo...

Jo, es que no tengo tiempo, con Nip Tuck y con The office ya tengo bastante.
PEro bueno tomo nota...
Saludines

Lucía dijo...

A mí me encantó la primera temporada y la segunda la he disfrutado, aunque ya le he encontrado algunas pegas ...

Aún así me encanta el papelazo que hace Michael C.Hall, me parece muy injusto que no le hayan dado ningún premio.

Dubidas dijo...

Que rara y que buena es esta serie,me ha gustado mucho.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats