La maldición de la flor dorada (2006)

Buenos días, soy el jefe Dreyfus, hoy es martes y como veo que el empalagoso espíritu de la navidad intenta apoderarse de nuestras vidas, mejor optamos por hacer un largo viaje espacio/temporal hacia la antigua china de la dinastía de los nosecuantos, huyendo del pavo, el papanoel, los reyes magos, el turrón y demás costumbresnavideñas, porque hoy toca: La maldición de la flor dorada… ¡Empezamos!

Algo huele a podrido en Dinam… perdón, ¡el lejano Oriente!. Y es que esto si que son intrigas de Palacio y no lo de la infanta Elena y el Marichalar. La peli nos cuenta la vida en palacio en la China imperial de vaya a saber usted que año, donde se juntan regresos inesperados, envenenamientos, infidelidades, alianzas secretas, aires de revolución… ¡y ninjas voladores! Y espero que sabrán disculparme si no cuento más, o de lo contrario voy a acabar hablando más de la cuenta y jodiendo la marrana a quien no haya visto la peli…

En esta película parece que todo sea a lo grande: grandes decorados, grandes exteriores, gran número de extras, grandes escenas, gran vestuario…¡¡Grandes escotes!! (francamente, me sorprende que alguna de las actrices pudiera respirar con esos trajes). Y es que, visualmente, la película es brutal. Personalmente soy muy fan de las películas milimétricas (donde parece que todo está pensado hasta el más mínimo detalle) y esta peli es un gran ejemplo de ello, donde cualquier personaje, por pequeño que sea, parece que siga una coreografía marcada, por el director Zhang Yimou, junto con el resto de sus compañeros. Y eso sin entrar en la enorme batalla final o la escena del ataque de los ninjas (semi-voladores) donde la coreografía ya se convierte, directamente, en puro espectáculo. Lo malo es que ante tan espectacular despliegue de luz y (sobretodo) color, el resto de lo que deberían ser sus puntos fuertes, queden un poco debilitados, como es el caso de una historia central, terrible sin duda, pero que no llega a afectarnos en la medida en que debería, dejándome, en mi caso, medio indiferente en lugar de tenerme entregado a sus pies, ante la falta de intensidad y la frialdad de unos personajes (que no digo yo que no esté buscado) que no logran acabar de transmitir todo lo que gustaría.

Resumiendo: Muy recomendable película, especialmente en el apartado técnico (¿se dice así?) con alguna carencia, especialmente, en el apartado más dramático.

Leer critica de La maldición de la flor dorada en Muchocine.net

9 piquitos de oro:

Sesión Golfa dijo...

Creo que le falta un nosewué de guión, pero es impresionante en el apartado técnico y estético (sobre todo en este último). Un saludo y buena elección.

http://blogs.periodistadigital.com/sesiongolfa.php

Nano-Historias dijo...

el guión falla, gong li no hace uno de sus mejores papeles, los personajes son frío, parecen no tener anima.

Técnica, un 10, Zhang Yimou es una artesano y un genio, y La Maldición de la Flor Dorada es una auténtica explosión visual, una auténtica delicia para nuestros ojos, pero no consigue impactarnos emocionalmente, y ahí es donde falla.

Una pena, sí, pero un film muy recomendable, on obstante.

Esperemos que Zhang Yimou vuelva a sus orígenes para regalarnos obras maestras y no sólo cuento épicos visuales.

saludos

Koji Kabuto dijo...

Me decepcionó un poco esta peli, cierto que visualmente es impresionante y los que tengáis un equipo de Alta definición en casa notaréis la diferencia con respecto al DVD, pero a mi me gustaron más Hero y Las dagas voladoras....
Y no es que tenga nada en contra de Gong y su par de idems, pero es que yo soy de Zhang Ziyi ;P

Por cierto tengo La linterna roja en la recámara de DVDs que hace ¿quince? años que no la veo.

Fantomas dijo...

Visualmente es realmente impresionante, pero el desarrollo de la trama corre a un ritmo demasiado lento, lo que le resta un poco de puntos a este film. Sin embargo, es recomendable.

Saludos.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

A mi personalmente me gustó cuando la vi hace poco, el ritmo pausado no me supone un problema, es común en gran parte del cine asiático, pero no así la carencia de lógica emocional en el desarrollo de los personajes, es una historia más pictórica, más artística, alejada de el tono aventuresco de "La casa de las dagas voladoras" (con algún que otro error de guión grave por cierto) y más cercana a "Hero", con la salvedad que en esta, el desarrollo emocional acompañaba el narrativo.
Buena película, que podría haber llegado mucho más lejos, abstenerse los no amantes de las estampas visuales.
Saludos!

ElRinconDelTaradete dijo...

¿Como que carencias en el apartado dramatico? Y esa primera foto con los senos a punto de hacer saltar el vestido de burbuja Freixenet a lo oriental no es suficientemente dramatico?

Ramón Ramos dijo...

Muy divertido este post. Lamentablemente no he visto la película. Vi el trailer en su momento en el cine y tenía buena pinta. La última que vi de espadas chinas fue La casa de las dagas voladoras, que está bien pero mi favorita del género sigue siendo Tigre y Dragón, aunque me falta por ver esta de la flor dorada...
Saludos,

Möbius el Crononauta dijo...

Con esos escotes parece que estén en el Palacio de Versalles más que en la lejana China.
Por lo visto la técnica no va a la par con la historia, pero me la apunto igualmente.

Anónimo dijo...

creo que es una gran pelicula, por el hecho de que no siga los canones occidentales no se convierte en una mala obra, simplemente hay entrarle un poco mas al contexto histórico del que nos habla, está narrando algo que pasó en la realidad, y aunque si influye la creatividad del director, es bueno saber un poco de la excéntrica cultura china para comprender lo que contiene el film y hacer un juicio más profundo que decir si me gusta o no.

y si usaban escotes, en las pinturas chinas aparecen =)

Publicar un comentario en la entrada

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats