Martha Marcy May Marlene (2011)


Atrapada por su pasado

No sé si será como consecuencia de la crisis económica que nos azota o, simplemente, es por pura casualidad, últimamente están llegando a las salas de cine películas que conllevan dramas psicológicos en los que el personaje principal las pasa canutas, alterando de esta manera tanto su vida como la de su familia sea debido a algo que ocurrió en el pasado, como en Tenemos que hablar de Kevin (2011), a la aparición de alucinaciones y de terribles sueños, como en Take Shelter (2011), o a la experiencia vivida en un pasado demasiado reciente para poder escapar de él, como en Martha Marcy May Marlene (2011), una historia escrita y dirigida por Sean Durkin (que representa su primer largometraje) y estrenada aquí hace poco más de una semana.


La película empieza mostrando a unos jóvenes que viven juntos en una casa de una zona rural de Nueva York llamada Catskills y en la que parecen tener ciertas reglas, como la de comer y dormir por separado chicos y chicas. Pero una mañana, mientras todos los demás aún están durmiendo, una tal Marcy May (Elizabeth Olsen) se marcha de la casa aunque, por la manera que se va, parece más bien una huida. Después la vemos desayunando en un bar donde es encontrada por uno de los chicos de la casa y le comenta que estaban preocupados por ella, sobre todo Patrick (John Hawkes), un tipo más mayor que representará ser el líder de la comuna (aunque ya veremos que más bien es una secta). Entonces, como excusa, Marcy le dice que solo quería ir al pueblo a comer algo, entonces él se va y ella decide llamar a su hermana Lucy (Sarah Paulson). La primera sorpresa que tenemos en ese momento es que Marcy May en realidad se llama Martha (al parecer Marcy May es como la llamaban sus compañeros y más adelante se descubre el motivo del nombre de Marlene) y su hermana, al sentir su voz de preocupación y de asustada y después de dos años sin saber nada de su paradero, la va a buscar con el coche para que se quede por un tiempo con ella y su marido Ted (Hugh Dancy). Sin embargo, la convivencia con Martha no es para nada fácil y sus costumbres (habituales en la casa donde vivía) chocan con la manera de vivir del matrimonio, como bañarse desnuda en el lago o ir a la cama de ellos a dormir en mitad de la noche porque no está acostumbrada a dormir sola, sin importarle que estén haciendo el amor. Tampoco ayudará que algunos malos recuerdos vayan apareciendo en la mente de Martha, afectando a su comportamiento y haciéndole confundir el pasado con la realidad que está viviendo (como bien quiere ya mostrar el cartel del film). Y a todo esto, ella descubre que Patrick, que había tenido una relación especial con ella, ronda por allí ya que en algunas ocasiones ha visto su coche.


O sea, que no estamos únicamente ante el mencionado drama psicológico sino que también hay algo de suspense en la trama, un añadido que debería aumentar el interés del espectador; sin embargo, con la excepción del sorprendente final, el director no ha sabido aprovechar del todo las bazas que tenía para hacerlo. Y como no es de extrañar, no debía de faltar en esta historia el puro dramatismo que acostumbra a ocurrir en varias películas que pasan por el Festival de Sundance y que suelen lograr algún premio, como mísmamente le pasó a esta, que obtuvo el Premio al Mejor Director. En esta ocasión, el drama no es para menos ya que la protagonista fue abandonada por su padre y su madre murió, de ahí que ahora Lucy se sienta algo culpable por no haber prestado más atención a su hermana pequeña en años anteriores y que Martha se quisiera refugiar en esa especie de "nueva familia" que parecía acogerla con los brazos abiertos.


Y para crear una cierta atmósfera de inquietud, Sean Durkin ha optado por emplear una fotografía que destaca por los colores apagados, queriendo reforzar con ello la sensación de malestar y de inseguridad que tiene Martha ante los momentos vividos que le van pasando por su cabeza, que hasta le provocará una paranoia en la que se le mezclarán el pasado y el presente de una forma clara y rotunda. Esta sensación está resuelta con unos flashbacks bien conseguidos con la ayuda del montaje, uniendo muy bien los dos tiempos sin cortes ni fundidos. Pero, aunque algunas escenas también estén bien rodadas gracias a movimientos de cámara bien resueltos, en otros momentos el director utiliza otros recursos más arriesgados para marcar ciertos detalles que para él parecen esenciales consiguiendo un efecto contrario en el espectador. El ejemplo más claro lo encontramos en un plano general donde vemos a Martha que se va a dar un baño en el lago y en el que empieza a abrirse el plano para luego volver a cerrarse con un zoom muy lento, resultando una solución un tanto extraña que no ayuda al ritmo narrativo.

En conjunto, Martha Marcy May Marlene parece quedarse a medias tintas, sin una trama que acabe atrapando definitivamente, sobre todo también porque uno empieza ya a estar cansado de estas películas cuyas historias suelen ser rebuscadas y que juegan siempre con el espectador. Pero de este film hay que resaltar también la interpretación de la guapa Elizabeth Olsen (la hermana pequeña de las famosas gemelas Olsen) que por ser su primer trabajo es digno de mención, igual que la creación del personaje carismático de Patrick y su especial ritual de iniciación para las chicas nuevas que llegan a su casa, bien interpretado por John Hawkes que hace dos años ya había destacado en Winter's Bone (2010), que, casualidades de la vida, es otro dramón que también recibió premio en Sundance.


"Un drama psicológico cuya historia juega con el pasado y el presente para obtener una atmósfera inquietante en la que también tiene un pequeño papel un suspense que no acaba de cuajar, igual que la película en general"

2 piquitos de oro:

babel dijo...

De acuerdo en que no es la película del año ni tampoco perfecta, pero a mi me resultó muy inquietante. Para ser la primera película de este director y estar rodada con cuatro duros, no está nada mal. Pero tienes razón en que hay planos, sobre todo los del lago, matadores...

Saludos ;

Pascasiete dijo...

La mejor web para ver la TV por internet : www.sigueTV.com Podrás ver todos los canales de TV incluso GOLTV, y además todos los partidos de la jornada de futbol de españa y otros paises.
Síguelos en facebook: http://www.facebook.com/pages/SigueTVcom/211740678936507 Y si quereis descargar peliculas/series/musica o software, la mejor web es http://www.mistorrent.com

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats