Una noche en la opera (1935)

Elprimerhombre recuerda a los hermanos Marx (Groucho, Chico y Harpo) en Una noche en la ópera, de Sam Wood. A diferencia de las anteriores películas, en esta son tres hermanos, ya no aparece Zeppo, el más joven del cuarteto y anteriormente también había dejado el grupo Gummo, que años más tarde se asoció con el mismo Zeppo en una agencia de representantes.

Después de rodar Sopa de Ganso, la Paramount cerró el contrato a los Marx y la MGM, de la mano de Irving Thalberg, considerado el productor más listo y brillante de la historia del Cine, les abrió la puerta con la intención de que sus argumentos fueran más creíbles para el espectador. Fue gracias a una partida de bridge, donde uno de los contrincantes del señor Thalberg era Chico, cuya ludopatía sirvió para que les propusiera hacer algunas películas, dándoles un sueldo fijo y un 15% de los beneficios. En el guión de esta película colaboraron varios guionistas, hasta el mismísimo Buster Keaton, que redactó los mejores momentos de Harpo e hizo lo mismo en Un día en las carreras y en Los hermanos Marx en el Oeste.

Al inicio de la película no tiene desperdicio la presentación de Groucho. Prodigándose con alabanzas intencionadas, Groucho revela a Margaret Dumont su amor hacia ella: “¿Sabe por qué estaba con esa mujer? Precisamente porque me recuerda a usted. Por eso estoy ahora cenando con usted. Porque usted me recuerda a usted. Sus ojos. Su garganta. Sus labios. Todo en usted me recuerda a usted. Excepto usted. Creo que está bien claro. ¡Que me ahorquen si lo entiendo!”. La actriz Margaret Dumont repite el mismo papel de mujer millonaria de Sopa de ganso, recibiendo las burlas graciosas de Groucho. Esta mujer ya había intervenido con los hermanos Marx en las versiones teatrales de Los cuatro cocos y El conflicto de los Marx. Después vinieron Sopa de Ganso, Una noche en la ópera, Un día en las carreras, Una tarde en el circo y Tienda de locos. Groucho le tenía mucho afecto, hasta la consideraba como el cuarto hermano Marx.


El gag de “la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte” representa el paradigma del humor absurdo y surrealista. Con apenas un papel que representa un contrato, Groucho y Chico consiguen una escena memorable, donde al final, después de cortar por lo sano las cláusulas que no les interesa, sólo queda una tira minúscula, aceptando ambos el contrato sin llegar a firmarlo. Y qué me dicen de la escena del camarote, donde en un habitáculo tan pequeño llegan a coincidir 15 personas. Quizá el mejor gag de los hermanos Marx.

Aunque la película fue el mayor éxito económico de los hermanos Marx, para mi gusto, lo que le sobra a esta película es la historia de amor tan pomposa de la pareja protagonista, además de la canción “Alone” que cantan los dos enamorados antes de zarpar, la cual también quisieron descartar los mismos hermanos Marx. Por cierto, el tema que interpreta Chico al piano, All I do (is dream of you), apareció tiempo más tarde en la banda sonora de Cantando bajo la lluvia.

Definitivamente, quiero resaltar al gran Groucho, que falleció el 19 de Agosto de 1977, tres días después de la muerte de Elvis. Aunque me pintara las cejas y el bigote, aunque me encorvara arrastrando los bajos de un chaqué o saltara a los brazos de una mujer, nunca podría ser como él. Me faltaría talento y simpatía para ser un tierno caradura.

Un saludo! Y dos huevos duros!

Leer critica de Una noche en la ópera en Muchocine.net

13 piquitos de oro:

Sesíon Golfa dijo...

Bufff. Vaya pedazo de clásico has repasado, compañero. Esto es un Mihura. Siempre es bueno recordar pelis así...

Pussy Galore dijo...

Pobre Zeppo :( Groucho le contestó una vez a un periodista que le preghuntó los métodos de selección de gags: "Pues si se nos ocurre un chiste se lo contamos a Zeppo, y si se rie, no lo incluimos". Pobre Zeppo...

Alfredo dijo...

Los Marx son imprescindibles para los amantes del humor surrealista, ácido y, por ello, tremendamente inteligente, y el gag del contrato es fabuloso, como el del camarote y tantos otros. En esas películas a mí siempre me sobran los números musicales.

Un saludo!

tomas dijo...

Inolvidables, únicos, irrepetibles.

chuchango dijo...

y yo que todavía les tengo pendientes de ver una peli entera... ya me vale. Y sí, pobre Zeppo, menudo mamón estaba hecho el Groucho xD

salud!

Higronauta dijo...

Quizás no sea la mejor película, pero es la que consigue mejores resultados y, sobre todo, la que llega a grabar más escenas en nuestro imaginario por centímetro cúbico.

Y para postre, ese delicioso "cosí, cosá".

Por cierto, desconocía la aportación de El Pamplinas a los guiones marxistas...

estanli cuvric dijo...

Lo que toca es decir que los hermanos Marx son grandiosos. Y es verdad.
Pero yo quiero quejarme del horrible cómic publicado durante años en El Jueves bajo el título de "Julius" y basado en el Gran Groucho. Menuda Mierdaza. El autor merece una muerte asfixiante por masificación de camarote.

El pornógrafo gafapasta dijo...

Un clasicazo y un grupo de cineastas (porque lo son con letras mayúsculas) espléndido. El cine sonoro acababa de despegar y ellos lo aprovechaban como nadie. Unos genios.
Saludos

Pablo dijo...

"Estaba con esa mujer porque me recuerda a usted... sus ojos, su cara, su risa... todo me recuerda a usted... excepto usted".
La mejor película sin duda (para mi) de los fenomenales Hermanos Marx y dirigida nada más y nada menos que por Sam Wood. Y en donde nos cuenta, bueno esta descaharrante historia no se puede contar, porque hay que verla . Porque amigos y amigas que historia, con escenas que ya han pasado a la historia y que decir de los diálogos. Si señores aquí los Marx se salen (pero no precisamente del camarote). Una película que no hay palabras para definirla. Una obra maestra del género de comedia,pero de las comedias de verdad. Una película efectivamente. Matrícula de Honor. Excelente trabajo Quesito Rosa. Saludos.

nonasushi dijo...

GENIALES
SIMPLENTE GENiOS
Saludines

Geniales los últimos post

Ramón Ramos dijo...

Clásico indiscutible e imprescindible no sólo en la filmografía de los Marx sino también en la historia del cine cómico.
Saludos,

Möbius el Crononauta dijo...

Lo mejor que hicieron junto a "Sopa de ganso" y "Un día en las carreras". Los hermanos Marx son como de mi familia, y Margaret Dumond es la tía despistada que todos hemos tenido.

Hail Hail Freedonia!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

El problema con los hermanos Marx es que el término obra maestra se hace tan común que pierde su potencia como contundente afirmación. Pues nada, lo dicho, si buscamos humor inteligente en una enciclopedia de cine, estos salen seguro, y además siendo graciosos, que no es lo mismo que caer en gracia.
Saludos !!!

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats