El amigo de mi hermana (2011)


Interiores

En muchas ocasiones, aunque una película se haya rodado en pocos días y con poco dinero (algo que pasa comúnmente en el cine independiente), cuando el autor tiene talento, sabe a lo que se atiene y encima tiene a su merced a unos actores con buenas dotes interpretativas, el resultado puede ser bastante satisfactorio. Esto es lo que uno siente al ver El amigo de mi hermana (2011), escrita y dirigida por Lynn Shelton, cuyo título en español es simple y típico pero cuyo original tampoco tiene una traducción fácil ya que Your Sister's Sister es más bien un juego de palabras que hace referencia a un diálogo que tienen dos de sus protagonistas en una escena en concreto. Pero antes de entrar en materia, habría que decir que en el guión de esta comedia dramática la directora solo tenía esbozados algunos diálogos ya que su intención era que los actores tuvieran la capacidad de improvisar mucho y que las situaciones fueran surgiendo a lo largo del rodaje, algo que se consigue con creces con el gran trabajo del buen trío protagonista: Emily Blunt, Rosemarie DeWitt y Mark Duplass.


La historia empieza con unos amigos reunidos en una casa para recordar a Tom que murió hace un año. Todos destacan de él cosas positivas, algo que repudia su hermano Jack (Mark Duplass) ya que no le gustan esas conmemoraciones tan halagadoras. Esta actitud hace que Iris (Emily Blunt), su mejor amiga y que había sido pareja de Tom antes de que falleciera, le haga darse cuenta de que no ha podido superar la muerte de su hermano y que tiene que cambiar su actitud; y al saber además que ha rechazado un trabajo, ella le comenta que tiene un plan para que pueda desconectar: le aconseja que monte en su bici, coja un ferry y vaya a pasar el invierno a una cabaña que tiene su padre en una isla, donde no hay ni internet ni televisión. Jack acepta agradecido su invitación pero cuando llega al lugar verá que la cabaña está ocupada por una mujer, que no será otra que Hannah (Rosemarie DeWitt), la hermana de Iris. Y aunque Hannah haya llegado primero acepta que él se quede allí ya que su hermana le ha invitado. Esa misma noche ambos beberán tequila a las tantas de la madrugada, y ella le dirá que acaba de dejar a su novia con la que llevaba siete años. Luego, después de estar un rato contándose cosas, cuando están bastante bebidos se van a una habitación y hacen el amor. Pero a la mañana siguiente tendrán una sorpresa: Iris acaba de llegar. Es entonces cuando Jack pide a Hannah que no cuente a su hermana nada de lo que ha ocurrido esa noche, aunque ella no entienda el porqué de ese secreto. Pero más adelante sabrá que Iris está enamorada de Jack.


Con esto ya se intuye que en la película irán apareciendo momentos de mucha intimidad, llenos de sinceridad y cariño, pero también habrá otros en los que la incomodidad será bastante patente, todos ellos muy bien planteados por la directora, que lleva con buen ritmo una historia que va cogiendo peso durante su desarrollo, con una dirección muy correcta y unos diálogos llenos de naturalidad. Además, Shelton contó con dos cámaras, algo que le sirvió para su manera de trabajar basándose en la improvisación, como también fue idóneo que Emily Blunt ya hubiera trabajado de esta manera en My Summer of Love (2004) y a Mark Duplass no le resultara ningún problema ya que le gusta mucho improvisar y experimentar, y además fue su segundo trabajo con Shelton después de Humpday (2009); en cambio, para Rosemarie DeWitt debió de ser algó más arduo porque había hecho poca improvisación, aunque nadie lo diría ya que el resultado general es más que digno.


Sin embargo, habría que decir que cuando nos vamos acercando al final, la historia empieza a flaquear un poco, sobre todo porque uno teme lo peor o, más bien, un resultado no del todo convincente. Pero, aunque guste o no el desenlace, la verdad es que a uno le queda un buen sabor de boca después de acabar de ver la película, sobre todo porque varias escenas se quedan grabadas en el recuerdo, ya que lo bueno que tiene el guión de Shelton es que todas las situaciones están muy bien divididas y plasmadas. Además, uno puede verse reflejado en alguno de esos personajes, como el de Jack, en cuyo viaje el espectador puede disfrutar de un bello paisaje que la directora sabe fraccionar durante el metraje, mostrando tanto el amanecer como el atardecer de unos parajes preciosos. Pero lo que a un servidor le ha complacido más y que hacía tiempo no veía tan bien reflejado en el cine es la fraternidad que hay entre Iris y Hannah, uno de los tantos aciertos de Lynn Shelton para esta humilde y pequeña película.


"Una película que contiene amistad, fraternidad, humor, drama y amor, basándose, en parte, en la improvisación del trío protagonista"

(curiosamente hay un error en los subtítulos del tráiler: cuando llega Iris dice ¡Jack! y no ¡Papá!, como han puesto)

1 piquitos de oro:

Andrea Carrillo dijo...

Me encanto la actuación de Mark Duplass en esta película, y ahora hará un papel muy diferente para HBO en la serie original titulada Togetherness, se estrenara el 11 de enero

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats