Ed Wood (1994)


Ed Wood y sus maravillosos aliados

Hay algunas figuras del cine que han pasado a la historia por su reputada carrera cinematográfica, en cambio hay otras que lo han hecho simplemente por todo lo contrario, como es el caso de Edward D. Wood Jr., considerado el peor director de todos los tiempos con películas de serie B como Glen o Glenda (1953) o Plan 9 del espacio exterior (1959). Sin embargo, esta desafortunada etiqueta conlleva a que el espectador tenga una gran simpatía por el personaje, sobre todo por la época y el género en que el entregado director se movía con total veneración, dispuesto en todo momento a hacer películas y más películas, intentando encontrar productores que financiaran sus proyectos. Además, con el paso del tiempo se ha convertido en un director de culto para unos cuantos y alguien tan interesante para que Tim Burton rodara su biografía en su film Ed Wood (1994), con Johnny Depp encarnando al mismo Wood, consiguiendo un emotivo e inolvidable homenaje a un tipo que le gustaba vestirse de mujer y que insistió en querer reavivar la figura del acabado Bela Lugosi, adicto por entonces a la heroína, interpretado en la película de forma brillante por un grandísimo Martin Landau que ganó el Oscar por su papel (obligado verla en V.O.S.E. para disfrutar de su inglés con acento húngaro).


Hay que decir que este film es una obra maestra sobre todo gracias a esas tres personas: Burton, Depp y Landau. Los tres se entregan de tal forma a la película que uno como espectador recibe con cariño todo el buen trabajo realizado. Burton quiso recordar una etapa muy concreta del cine, demostrando todo su respeto a los films de serie B de aquella época y, nada más comenzar el film, la atmósfera que crea para dar la bienvenida a los espectadores presentando al personaje que van a conocer ya sitúa perfectamente a la película, sumándole los adecuados y bien llevados títulos de crédito. A ello también hay que añadirle la interpretación de Depp, creando su personaje con una sonrisa que casi nunca decae aunque las cosas no le salgan nada bien, movido por unos hilos invisibles y por una pasión inagotable de querer rodar historias. Lo mejor de la manera tan peculiar de ver el cine que tenía Wood era su gran optimismo, aunque no tuviera los medios suficientes para rodar una gran historia, y lo poco que exigía a sus actores debido a la naturalidad que tanto le gustaba conseguir a la hora de plasmar las escenas (o simplemente porque no tenía mucho más talento), siempre filmando una única toma, algo que desconcertaba a sus trabajadores. La frase que más le identificó fue: "Corten. Perfecto".


Por supuesto, tampoco hay que olvidar: la excelente fotografía en blanco y negro de Stefan Czapsky, que ya había trabajado con Burton en Eduardo Manostijeras (1990) y Batman vuelve (1992), cuyo trabajo es tan imprescindible como eficaz; la banda sonora compuesta por Howard Shore, que encaja a la perfección en la historia de la película; y a todos los secundarios, como el elenco del equipo que trabaja con Wood, la misma mujer de Wood, bien interpretada por Sarah Jessica Parker, los amigos como Criswell, el vidente que aparecía en un programa de televisión, o Bunny Breckinridge, que apareció en Plan 9 del espacio exterior, interpretados respectivamente por Jeffrey Jones y Bill Murray; o la aparición del luchador Tor Johnson (George "The Animal" Steele), en la película La novia del monstruo (1955, que al principio se iba a llamar La novia del átomo), descubierto por el propio Wood mientras veía un combate de lucha libre.


Aunque sin duda alguna, el mayor logro del film es la emotiva e increíble relación entre Wood y Lugosi. Burton sabe jugar a las mil maravillas con ambos personajes, con la intención constante del primero de compararse con Orson Welles (cuyo personaje aparece en una escena), y la constante del segundo de hacerlo con Karloff a la hora de quién es el que tuvo más fama de entre los monstruos clásicos. Hay momentos tan magníficos como el de la presentación de Lugosi probando un ataúd en una funeraria; o el de la escena en que Lugosi intenta hipnotizar al personaje de Vampira (interpretado por Lisa Marie, pareja por aquel entonces de Burton) que aparece en televisión, con un movimiento de la mano que asombra a Wood y que al intentar imitarlo le pregunta que como lo hace, a lo que él le contesta: "Hay que tener mis articulaciones y además ser húngaro". Wood no para de elogiarle recordando su gran auge con sus clásicos, olvidado en aquel entonces por la utilización de bestias gigantes en todos los films de terror. Por eso, el mismo Lugosi cree que sus películas eran más auténticas y poéticas, dándole una recomendación a Wood: "si quiere conquistar a una jovencita llévela a ver Drácula". Otro momento impagable es la escena de noche en la que el equipo de Wood roba un pulpo gigante de un estudio para filmar una escena en un lago en la que Lugosi es atacado por el mismo monstruo. El problema que surge es que pierden el motor que mueve los tentáculos del pulpo y el mismo Lugosi debe hacer como si le atacara de verdad. Gracias a ese hecho resulta ser una de las escenas más cómicas de la película.


En definitiva, Tim Burton logró con esta película la que es su obra cumbre hasta ahora (aunque algunos la consideren un tanto lenta o larga), un retrato auténtico y muy digno de un hombre que no cesó de luchar por su afán de contar historias con la mayor rapidez posible, utilizando recortes de otras películas y hasta logrando financiación de cualquier forma, como en el caso de Plan 9 del espacio exterior gracias a la Iglesia Bautista de Beverly Hills.


"Un tierno y brillante homenaje no solo al que es apodado como el peor director de todos los tiempos, sino al cine en general"  



Leer critica Ed Wood en Muchocine.net

5 piquitos de oro:

yosónico dijo...

Cojonuda.

Ramón Ramos dijo...

La mejor de Tim Burton.

Saludos,

Sam_Loomis dijo...

Una grandiosísima película, hace poco la volví a ver y casi inmediatamente después sucumbí al deseo de volver a ver "Plan 9 from Outer Space" que no la considero tan divertida como muchos, pero aún así le di otro visionado. Muy buena reseña.

Saludos

Möbius el Crononauta dijo...

Esta peli es más grande que la vida. Depp nunca estuvo mejor. Y Landau, pues lo mismo. Enorme.

Dulce Gomez dijo...

Es cierto que esta es una obra maestra por el trabajo que hicieron los tres en la peli, yo la vi hace poco en hbo online y me gusta mucho, creo que tiene un toque de comedia, de drama y es muy dulce, es interesante además.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats