Red (2010)

La revolución de los veteranos.


Existe una fina línea que suele separar una película de género de una película que se dedica a parodiar dicho género. De este modo, el espectador, es capaz de diferenciar una película de espías de una parodia de las películas de espías (Top Secret) o una película de catástrofes aéreas de su parodia (Aterriza como puedas). Desde hace un tiempo, no obstante, se ha dado el caso de que dicha línea cada vez se va volviendo más difusa en lo que respecta al género de la "acción", con películas, en principio, serias que se empeñan en añadir algún tipo de adrenalítica secuencia que ronda la burla y el ridículo, por mucho que ese no fuera su intención inicial. Para acabar de liarlo todo un poco más, recientemente, han empezado a aparecer un tipo de películas de acción que durante su metraje atraviesan la línea que separa el género, de su caricatura, de forma pretendida y continuada. Un claro ejemplo de lo que les estoy contando es la alocada cinta de acción Shoot em up. Si estaban buscando otro ejemplo más, ya lo tienen: Red.

Frank es un cincuentón que vive una vida lánguida y aburrida, siendo su única vía de distracción el poder hablar por teléfono con una teleoperadora de una gran empresa de la que está secretamente enamorado desde la distancia. ¿Alguna vez han llamado a alguna gran empresa en la que les haya atendido dos veces seguidas la misma teleoperadora? Casi que mejor ya ni les pregunto si se han enamorado de ella... Pero sigamos. Frank sigue con su anodina existencia hasta que una noche un grupo armado hasta los dientes y de mayor número que ciertos países de la Europa central invaden su casa para darle caza. El caso es que, no se lo van a creer cuando se lo cuente, resulta que Frank no era lo que nos pensábamos y el hombre se acaba destapando como todo un Jonh Maclaine super espía de élite y se cepilla a los asaltantes en un pis-pas. Vamos, que incluso le sabe a poco y se queda con ganas de más.

Después del ataque nuestro protagonista parece tener claro que alguien le quiere ver muerto y decide tomar cartas en el asunto. Su primera decisión será la de poner a salvo a toda aquella gente que le importa: ¿familia? ¿amigos? ¿allegados cercanos? No, la teleoperadora con la que habla por teléfono y que ni siquiera vive en su mismo estado. Cuando por fin la encuentra le destapa todo el pastel. Resulta que el tipo es un antiguo espía de la C.I.A. al que jubilaron porque los años no pasan en balde y a pesar de que hace poco rato se acaba de cargar a todo un ejército con sus propias manos, la agencia de inteligencia optó por retirarlo del servicio activo. En compañía de la chica, Frank deberá recurrir a antiguos compañeros de espionaje, retirados cómo él, para intentar descubrir qué está pasando y quien le quiere ver fiambre.

Red, dirigida por Robert Schwenthe (Plan de vuelo: desaparecida, Más allá del tiempo), es la adaptación de una novela gráfica de DC cómics, que para su adaptación para la pantalla grande ha contado con caras tan conocidas como las de Bruce Willis, Morgan Freeman, John Malkovich, Helen Mirren, Mary-Louise Parker o Brian Cox. Se me hace muy cuesta arriba encontrar una película estrenada durante el último año que cuente con un elenco actoral mejor que el de esta película. Todos ellos parecen estar impecablemente predispuestos a jugar de la gran broma que termina siendo la película, pero uno no puede evitar pensar una y otra vez si no se podría haber hecho algo mucho más interesante y atrayente con unos nombres como los que encabezan el cartel. La respuesta termina cayendo por su propio peso.

La película empieza asentando las bases de lo que se podrá ver durante su metraje: acción burra y exagerada, dejándose caer de una forma voluntaria en la caricatura, aderezado con toques de espionaje, thriller y humor vario; y todo ello complementado con un elenco de actores veteranos dotados de un carisma que se les sale por las orejas. Lo cierto es que, como divertimento, la cosa pintaba de lo más entretenida. Pero la cinta se muestra en todo momento incapaz de lograr mantener el interés del espectador, que termina desconectando de una trama poco original, a la que se va reenganchando de vez en cuando, cuando la ocasión lo merece o la explosión es lo suficientemente llamativa, pero que en todo momento parece quedarse en terreno de nadie, a medio gas e incapaz de lograr lo que en un principio se nos prometía.

Resumiendo: Acción autoparódica para una cinta con un buen elenco de actores que corretean como pollos sin cabeza por una trama excesivamente descafeinada.



Leer critica Red (red) en Muchocine.net

2 piquitos de oro:

Mike Lee dijo...

Pues sí, una pena que con semejantes actores y un comienzo divertido la película caiga en una sucesión de secuencias sin sentido que termina aburriendo.

¡Saludos!

David Amorós Navarro dijo...

Completamente de acuerdo con tu valoración. Y además, no sé si has leído el cómic original, pero casi nada tiene que ver con la película. Un abrazo.

Publicar un comentario

Mientras tanto, en Twitter...

Free counter and web stats